Se avecina la semana de la verdad para el Madrid

jueves 14 de febrero de 2013 14:33 CET
 

MADRID (Reuters) - El empate 1-1 del Real Madrid el miércoles en casa contra el Manchester United deja equilibrado el enfrentamiento de octavos de final en la Liga de Campeones y el partido de vuelta del 5 de marzo llegará al final de una semana que podría hacer o deshacer la temporada del club merengue.

Los de José Mourinho han perdido la esperanza de revalidar el título liguero tras una campaña irregular, dejando su apuesta por una décima corona europea, que les ha eludido desde 2002, como la prioridad absoluta.

Todavía siguen vivos en Copa del Rey y jugarán contra el Barcelona el partido de vuelta de semifinales el 26 de febrero tras haber empatado también 1-1 en el primer encuentro disputado en el campo del Madrid.

Cuatro días más tarde, reciben al conjunto azulgrana en el Bernabéu, esta vez en Liga, y después sólo cuentan con tres días antes de verse las caras con el United para disputarse un puesto en cuartos de final de la máxima competición europea.

El Barça cuenta con una clara ventaja de 12 puntos sobre el Atlético de Madrid, segundo clasificado, en lo más alto de la tabla, con el Real Madrid ocupando el tercer puesto cuatro puntos por detrás de los colchoneros.

Ha habido una amplia especulación con si Mourinho dejaría el Real Madrid a final de temporada gane o no la Liga de Campeones, pero su eliminación a manos del United y de su antiguo rival Alex Ferguson así como un posible revés ante el Barça en Copa del Rey, podría acelerar la salida del portugués.

"No siento presión ninguna", dijo Mourinho en rueda de prensa tras el partido del miércoles en el Bernabéu.

"Hago un trabajo serio, doy mi máximo y me voy para casa tranquilo con lo que hago y con la cabeza alta", agregó el ex técnico de Chelsea e Inter de Milán.

CRÍTICAS A RAMOS   Continuación...

 
El empate 1-1 del Real Madrid el miércoles en casa contra el Manchester United deja equilibrado el enfrentamiento de octavos de final en la Liga de Campeones y el partido de vuelta del 5 de marzo llegará al final de una semana que podría hacer o deshacer la temporada del club merengue. En la imagen, Cristiano Ronaldo reacciona tras desaprovechar una oportunidad de gol durante el partido de Liga de Campeones contra el Manchester United en el Santiago Bernabéu, en Madrid, el 13 de febrero de 2013. REUTERS/Paul Hanna