12 de febrero de 2013 / 18:58 / hace 5 años

Fahey, de la AMA, alaba a la USADA por denunciar el dopaje de Armstrong

LONDRES (Reuters) - El presidente de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), John Fahey, alabó el martes la investigación estadounidense que hizo que el ciclista Lance Armstrong perdiese sus siete Tour de Francia en base a pruebas que no incluyeron ningún positivo en controles de dopaje.

Armstrong confesó finalmente en una entrevista televisiva el mes pasado que se había dopado en cada una de sus siete victorias en el Tour después de que la Agencia Estadounidense Antidopaje (USADA por sus siglas en inglés) presentase pruebas que demostraban la trampa.

“Aunque las ramificaciones de la impresionantemente meticulosa investigación de la USADA sobre el sr. Armstrong están todavía por salir, no debemos olvidarnos del hecho de que se trata de un individuo que dirigió uno de los fraudes de dopaje más sistemático y generalizado de la historia del deporte”, dijo Fahey en un simposio de la AMA en un hotel de Londres.

“No es una excusa decir que los otros ciclistas se dopaban y entonces yo también tuve que hacer trampas. No es una excusa decir que las rigurosas exigencias del deporte hacen necesario tomar sustancias que mejoran el rendimiento”.

“No es una excusa decir que los corredores del Tour de Francia han estado buscando una ventaja desde que la carrera se fundó hace 100 años”.

“La realidad es el que sr. Armstrong engañó durante más de una década, intimidó a otros para que lo hicieran, intimidó a quieres se atrevieron a exponer su engaño y a día de hoy continúa manipulando los hechos en su propio beneficio”.

Fahey dijo en una sesión de preguntas y respuestas que la Unión Ciclista Internacional (UCI) había vuelto a pedir una comisión de verdad y reconciliación para examinar su problemático deporte después de una serie de escándalos de dopaje embarazosos.

La credibilidad de la UCI recibió un nuevo golpe cuando disolvió una comisión independiente formada por tres personas para investigar si el órgano de gobierno del ciclismo mundial había ayudado a Armstrong a ocultar su consumo de drogas sin enviar ni un solo documento.

Dijo que en lugar de esto quería participar en una comisión de verdad y reconciliación.

PETICIÓN DE LA UCI

Fahey dijo que había recibido una carta de la UCI a última hora del lunes pidiendo nuevamente una comisión de verdad y reconciliación.

Dijo que la UCI había nombrado a cuatro personas de la organización, sin incluir al presidente Pat McQuaid, para participar en las conversaciones.

Fahey recordó que la AMA había dicho desde el principio que estaba más que contenta de encontrar una forma de tratar “con esta crisis constante que parece aflorar en el ciclismo”.

Añadió, sin embargo, que el proceso tiene que estar dirigido y controlado por la comisión independiente original.

“Así que puse de nuevo esos términos, ese es el punto de partida, que no ha cambiado en varias semanas. Si son serios hablarán con nosotros”, dijo.

“Solo el ciclismo puede curar los problemas que tiene el ciclismo, son independientes, gestionan su propio deporte como cualquier otro deporte en el mundo”.

“Si los miembros están preparados para seguir permitiendo ir dando tumbos de una crisis a otra, entonces supongo que continuaremos leyendo sobre escándalos en este deporte todavía durante algún tiempo”.

Fahey dijo que el caso de Armstrong mostró la creciente efectividad de otras pruebas además de los test antidopaje positivos. La atleta estadounidense Marion Jones, que ganó tres medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, había sido sancionada previamente por dopaje aunque nunca dio positivo.

“Los atletas que se dopan deberían tomar nota de que las sanciones ya no se basan solo en pruebas de sangre u orina”, apuntó Fahey. “Necesitamos estar alerta siempre de la ciencia, cada vez más sofisticada, que está a disposición de los atletas hoy y de la creciente influencia de los bajos fondos”.

Fahey dijo que las pruebas no analíticas estaban en el centro del informe de la Comisión Australiana de Delitos (ACC por sus siglas en inglés) que dijo que el uso de sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento estaba generalizado entre deportistas profesionales y aficionados, con vínculos a las apuestas y el crimen organizado.

Más temprano el martes, la Liga Nacional de Rugby dijo que responsables antidopaje se habían reunido con seis importantes clubes australianos como resultado de la investigación.

“Estamos a la espera de los detalles de este informe para ver lo que vendrá en términos de posibles violaciones de las normas y procesos judiciales”, dijo el presidente de la AMA.

En una entrevista con Reuters Television, el director general de la AMA David Howman dijo que el submundo delictivo controlaba al menos el 25 por ciento del mundo deportivo. Añadió que el 99 por ciento de las materias primas utilizadas para fabricar drogas ilegales procedía de China.

/Por John Mehaffey/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below