ENTREVISTA-"La bestia" está de vuelta en un turbulento Málaga

domingo 10 de febrero de 2013 16:24 CET
 

MÁLAGA (Reuters) - Lastrado por problemas extradeportivos, entre ellos un enigmático propietario qatarí y una sanción de la UEFA para participar en competiciones europeas, el Málaga podría haber recuperado un arma imponente para su arsenal ofensivo de cara a la Liga de Campeones de esta temporada.

El delantero brasileño Julio Baptista, apodado "la bestia" por su físico musculoso y su estilo de juego agresivo, finalmente volvió a jugar la semana pasada en el empate 1-1 en Liga contra el Zaragoza en La Rosaleda.

Baptista, de 31 años, había estado fuera de los terrenos de juego durante más de un año a causa de una fractura ósea en el pie y un rotura del tendón de Aquiles.

El Málaga tiene una defensa de garantías, pero a veces sufre de cara al gol y el regreso de Baptista podría ser el bálsamo para resolver los problemas del equipo andaluz de cara a su eliminatoria de octavos de final de la Liga de Campeones contra el Oporto, cuya primera vuelta se disputará el 19 de febrero.

"La verdad es que después de un largo periodo puedo ver que me siento bien de nuevo", dijo Baptista, que llegó al Málaga desde la Roma en enero de 2011 tras su paso por el Arsenal y el Real Madrid, en una entrevista con Reuters.

"Puedo aportar mi experiencia, mi forma de jugar, prácticamente nada ha cambiado", añadió el brasileño.

"También creo que hay un cierto respeto entre nuestros oponentes por mi forma de jugar y por quién soy y creo que es algo que siempre ayudará también".

"Mi gran objetivo es volver a ser el jugador que era antes de lesionarme y mostrar que sigo aquí".

El Málaga ha realizado un sobresaliente debut en Liga de Campeones a pesar del turbulento verano pasado, cuando se publicó que el jeque Abdullah Al Thani, un miembro de la familia real qatarí, tenía intención de vender el club sólo dos años después de haberlo adquirido.   Continuación...

 
Lastrado por problemas extradeportivos, entre ellos un enigmático propietario qatarí y una sanción de la UEFA para participar en competiciones europeas, el Málaga podría haber recuperado un arma imponente para su arsenal ofensivo de cara a la Liga de Campeones de esta temporada. En la imagen de archivo, Julio Baptista celebra un gol con el Málaga en enero de 2011. REUTERS/Heino Kalis