Tiempos económicamente complicados para algunos equipos de la F-1

viernes 8 de febrero de 2013 19:59 CET
 

LONDRES (Reuters) - La Fórmula Uno debe mantener la subida de los costes bajo control para ayudar a salir adelante a equipos con problemas económicos, aunque hablar de una crisis inminente está lejos de la realidad, según dijeron los directores de las escuderías.

La desaparición del equipo español HRT al final de la pasada temporada se debió tanto a los problemas económicos de su endeudado país como a su falta de éxito en los circuitos, pero encendió las luces de emergencia en la F-1.

"Lo que se oye es que hay muchos equipos afrontando una situación financiera complicada, algunos más y otros menos", dijo a Reuters la directora de Sauber, Monisha Kaltenborn, en el primer entrenamiento de pretemporada de esta semana en Jerez.

"Hay que reaccionar de alguna forma o de otra para reducir los costes porque estamos aún a un nivel en el que puede que si nos adaptamos de algún modo podemos tener todavía más equipos", añadió.

La salida de HRT ha dejado 11 equipos y 22 coches en la parrilla, aún un número relativamente sano teniendo en cuenta que el director de la Fórmula Uno dijo a Reuters en diciembre que estaría perfectamente satisfecho con 10 equipos.

Algunos nuevos patrocinadores aparecieron en los coches de 2013 en los entrenamientos en España de esta semana, como BlackBerry con Mercedes, pero aún no hay un clamor evidente de grandes compañías con la intención de entrar.

Si bien todo se ve color de rosa - o púrpura, gracias al patrocinador Infiniti - en el equipo Red Bull, propiedad de la empresa austriaca de bebidas energéticas del multimillonario Dietrich Mateschitz, no todo es tan saludable para el resto.

Todos los equipos tienen su sede en ​​en Europa y hay rumores de forma habitual acerca de que un buen número de ellos tendrían problemas presupuestarios, especialmente con los crecientes costes asociados con el motor V6 totalmente nuevo y los cambios en las reglas previstos para 2014.

UN MODELO VIABLE   Continuación...

 
La Fórmula Uno debe mantener la subida de los costes bajo control para ayudar a salir adelante a equipos con problemas económicos, aunque hablar de una crisis inminente está lejos de la realidad, según dijeron los directores de las escuderías. En la imagen, el piloto de Fórmula 1 de Mercedes Nico Rosberg en su nuevo W04 durante una sesión de entrenamiento en Jerez, el 7 de febrero de 2013. REUTERS/Marcelo del Pozo