La UEFA rebaja algunas entradas para la final de Champions

viernes 8 de febrero de 2013 16:26 CET
 

LONDRES (Reuters) - La UEFA ha bajado el precio de las entradas más baratas para la final de la Liga de Campeones, que se celebrará en el estadio londinense de Wembley, tras la indignación en torno al precio de las entradas para la misma cita hace dos años.

Sin embargo, habrá menos entradas disponibles al público general que en 2011, cuando Wembley alojó la final entre el Manchester United y el Barcelona.

El organismo regulador del fútbol europeo dijo que las entradas más baratas, conocidas como Categoría Cuatro, costarán 60 libras (unos 70,5 euros) frente a las 150 libras de hace dos años, y que 11.800 entradas se venderán a ese precio.

Los aficionados también tendrán que pagar una cuota de administración en función de su ubicación, que va desde ocho libras para los que estén en Reino Unido a las 16 libras del resto de europeos o las 28 del resto del mundo.

Los asientos más caros para el partido del 25 de mayo han subido de precio un 10 por ciento, de 300 a 330 libras, mas la cuota de administración.

Un total de 59.000 entradas saldrán a la venta pública, según la UEFA, con que 25.000 serán para los aficionados de cada finalista y 9.000 para aficionados neutrales de todo el mundo.

Las 27.000 entradas restantes se asignarán al comité local de organización, federaciones nacionales, socios comerciales y cadenas de medios, así como para el programa de hospitalidad corporativa, indicó el organismo.

Las entradas para aficionados neutrales se venderán a través de la página web de la UEFA (www.uefa.com) a partir del lunes y hasta el 25 de marzo, y después se celebrará una lotería para decidir quiénes las obtienen.

"También se recuerda a los solicitantes de entradas que comprar entradas para la final de la Liga de Campeones de la UEFA con MasterCard dobla sus posibilidades de tener éxito en la lotería y que se les asignen entradas", añadió la UEFA.

 
La UEFA ha bajado el precio de las entradas más baratas para la final de la Liga de Campeones, que se celebrará en el estadio londinense de Wembley, tras la indignación en torno al precio de las entradas para la misma cita hace dos años. En la imagen de archivo, los jugadores del Manchester United calientan en el campo antes de la última final de la Liga de Campeones celebrada en Wembley en 2011. REUTERS/Paul Hanna