Blatter dice que es imposible evitar los amaños de partidos

jueves 7 de febrero de 2013 16:30 CET
 

NUAKCHOT (Reuters) - El presidente de la FIFA dijo el jueves que las trampas siempre existirán en el fútbol y que sería imposible frenarlas, tras las noticias esta semana sobre una extensa red de arreglo de partidos.

La policía europea dijo el lunes haber identificado unos 680 encuentros bajo sospecha, incluyendo encuentros clasificatorios para el Mundial, la Eurocopa y la Liga de Campeones, en el marco de una investigación sobre arreglos de partidos.

"Estamos en un juego y en el juego siempre hay quienes hacen trampa. Los engaños nunca se detendrán", dijo Sepp Blatter, presidente el organismo que gobierna el fútbol, en una rueda de prensa en Nuakchot, Mauritania.

Blatter se encuentra en una gira por cuatro naciones de África antes de la final de la Copa de Naciones Africanas en Sudáfrica.

El directivo señaló que las denuncias sobre arreglo de partidos y manipulación de resultados del fútbol no son nuevas.

"Sabemos que hay juegos que se manipulan y también sabemos que es muy, muy difícil detectar a las organizaciones (que están detrás de estas infracciones) y especialmente a los que hacen trampa", sostuvo el jefe de la FIFA, en declaraciones emitidas en francés.

"Este es un peligro real. Si se manipulan los partidos, no habrá más interés en ver fútbol", aseveró.

Sin embargo, añadió que la mayoría de los encuentros mencionados en la investigación europea ya se conocían y que algunos de los casos han llegado a los tribunales.

La investigación sobre amaño de partidos es la última de una serie de escándalos de corrupción que han sacudido al organismo que gobierna al fútbol.   Continuación...

 
El presidente de la FIFA dijo el jueves que las trampas siempre existirán en el fútbol y que sería imposible frenarlas, tras las noticias esta semana sobre una extensa red de arreglo de partidos. En la imagen, el presidente de la FIFA, Sepp Blatter, en una rueda de prensa en San petersburgo, el 20 de enero de 2013. REUTERS/Alexander Demianchuk