La derrota ante Alemania muestra a una selección gala falta de clase

jueves 7 de febrero de 2013 15:01 CET
 

PARÍS (Reuters) - La selección francesa de fútbol ha ganado mucha confianza y satisfacción de una racha reciente de buenos resultados, pero su derrota 2-1 del miércoles en un amistoso ante Alemania celebrado en París sugiere que a Les Bleus aún les falta para llegar al máximo nivel del fútbol mundial.

Cuando los de Didier Deschamps lograron en octubre un empate 1-1 ante España en un partido de clasificación para el Mundial, seguido por una alentadora victoria 2-1 en un amistoso sobre Italia en Parma un mes más tarde, muchos afirmaron que Francia había vuelto a la elite.

Sin embargo, los galos volvieron a poner los pies en la tierra ante una sólida Alemania, con carencias en el ataque, algo de desorganización en el medio centro y con una vulnerable banda izquierda en la defensa.

"Nos falta eficiencia", dijo Deschamps a la prensa.

Francia tuvo un puñado de ocasiones, pero la forma de Karim Benzema quedó puesta en duda cuando el delantero del Real Madrid envió el balón directamente a las manos de Rene Adler tras un buen centro de Mathieu Valbuena, y en el tiempo parado perdió otra oportunidad.

"Sólo necesita el gol que le liberará para siempre", dijo Deschamps sobre el delantero, que lleva 10 partidos internacionales sin marcar- "Tiene que recuperar la confianza que necesita un delantero, así como un poco de suerte".

Alemania, por su parte, no necesitó tirar de suerte y superó a Francia en el medio campo gracias en buena parte a la creatividad de Mesut Özil.

El centrocampista del Madrid hizo equipo con su compañero Sami Khedira y demostró ser una constante amenaza, aprovechando el hueco entre el centro y la defensa francesa.

BUEN JUEGO   Continuación...

 
La selección francesa de fútbol ha ganado mucha confianza y satisfacción de una racha reciente de buenos resultados, pero su derrota 2-1 del miércoles en un amistoso ante Alemania celebrado en París sugiere que a Les Bleus aún les falta para llegar al máximo nivel del fútbol mundial. En la imagen, el técnico francés Didier Deschamps observa a sus jugadores en el amistoso ante Alemania en el Stade de France, en Saint-Denis, cerca de París, el 6 de febrero de 2013. REUTERS/Charles Platiau