Del Bosque, satisfecho con la energía de la nueva generación

jueves 7 de febrero de 2013 12:55 CET
 

MADRID (Reuters) - Vicente del Bosque tenía el ojo puesto en las batallas que están por venir para la clasificación del Mundial 2014 y la Copa Confederaciones de este verano cuando hizo debutar a tres jugadores en la victoria de España por 3-1 frente a Uruguay en un amistoso.

César Azpilicueta, lateral derecho del Chelsea de 23 años, Isco, jugador del Málaga de 20 y Mario Suárez, centrocampista del Atlético de Madrid de 25, debutaron en Doha y demostraron que la lenta transición hacia una nueva generación de jugadores está progresando suavemente.

"Son jugadores que van a aumentar nuestra plantilla, que se han adaptado con normalidad al grupo, sin problemas", dijo el seleccionador español en rueda de prensa.

"Han hecho lo que tenían que hacer. Han sido fieles a las características que hicieron que les trajéramos".

La campeona del mundo y de Europa apenas acusó las lesiones de jugadores incondicionales como el guardameta y capitán Iker Casillas, y los centrocampistas Xavi y Xabi Alonso en su triunfo.

Casillas, quien se fracturó un dedo en la mano derecha, se perderá el partido clasificatorio para el Mundial contra Finlandia en casa el 22 de marzo y el viaje a Francia cuatro días más tarde.

Sin embargo, Víctor Valdés, del Barcelona, fue un sustituto fiable en la portería y probablemente vista la camiseta con el número uno en el importante choque con Francia, colíder del Grupo I, el próximo mes en París.

ENCUENTROS EN MARZO

Aunque los debutantes podrían no estar ni contra Finlandia ni contra Francia, es muy probable que algunos de ellos sí sean seleccionados para la Copa Confederaciones que se celebrará en Brasil entre el 15 y el 30 de junio.   Continuación...

 
Vicente del Bosque tenía el ojo puesto en las batallas que están por venir para la clasificación del Mundial 2014 y la Copa Confederaciones de este verano cuando hizo debutar a tres jugadores en la victoria de España por 3-1 frente a Uruguay en un amistoso. En la imagen, de archivo, el seleccionador español Vicente del Bosque. REUTERS/David Mdzinarishvili