Hamilton se estrella en su primera prueba con Mercedes

miércoles 6 de febrero de 2013 20:27 CET
 

JEREZ (Reuters) - Lewis Hamilton salió ileso el miércoles de un golpe a gran velocidad que puso un fin prematuro a su primera prueba como piloto de Fórmula 1 con Mercedes.

El británico, campeón del mundo en 2008, conducía a 300 kilómetros por hora al salir de una recta cuando los frenos traseros fallaron y su coche se salió de la pista, atravesó la gravilla y se estrelló contra la barrera de seguridad en el circuito de Jerez.

Mercedes estimó que el impacto, registrado tras apenas 15 vueltas y una hora y 48 minutos de sesión, se produjo a unos 60 kph. Los daños en la suspensión delantera descartaron volver al circuito ese día.

"Pisé el freno, y por una décima de segundo funcionó, pero entonces el pedal se fue hasta el fondo. Ya no funcionaba. Entonces tuve que prepararme para el impacto", comentó el ex piloto de McLaren a la prensa.

Cuando se le preguntó si había elementos positivos del día, sonrió y dijo: "Desde luego. Estoy vivo".

El accidente, en la curva seis del circuito de Jerez, el mismo punto donde Michael Schumacher y Jacques Villeneuve chocaron en el Gran Premio de Europa que decidió el campeonato de 1997, complica aún más el díficil inicio de pruebas que está teniendo Mercedes.

El equipo británico ya está bajo presión por remontar tras tres años sin grandes logros con el ya retirado heptacampeón del mundo Michael Schumacher, y ha fichado a Hamilton para liderar su ofensiva.

Las pruebas de pretemporada ya tropezaron con dificultades el martes, cuando un problema eléctrico y una breve llamarada dejaron el monoplaza del alemán Nico Rosberg fuera de juego durante todo el día después de apenas 14 vueltas.

PRESIÓN EN EL FRENO   Continuación...

 
Lewis Hamilton estrelló el miércoles su Mercedes en el primer día de pruebas de la pretemporada con su nuevo equipo de Fórmula Uno. En esta imagen de archivo, el piloto de Mercedes Lewis Hamilton asiste a una rueda de prensa en el circuito de Jerez, el 4 de febrero de 2013. REUTERS/Marcelo del Pozo