Los clubes, a favor de separar la Liga de Campeones de la Europa

martes 5 de febrero de 2013 20:05 CET
 

(Reuters) - Los clubes europeos están a favor de mantener la Liga de Campeones y la Liga Europa como competiciones independientes, dijo el martes la asociación que los representa.

La Asociación de Clubes Europeos (ECA, por sus siglas en inglés), que tiene a cerca de 200 equipos de todo el continente entre sus socios, dijo que el 92 por ciento de los que participaron en una encuesta dijeron que querían que las dos competiciones siguiesen existiendo en paralelo.

El setenta y cinco por ciento estaba "satisfecho" o "extremadamente satisfechos" con el formato de las competiciones europeas de clubes, según la encuesta realizada entre 87 equipos de 36 países.

El único cambio significativo que quieren es que el campeón de la Liga Europa se clasifique directamente para la fase de grupos de la Liga de Campeones la temporada siguiente, con un 61 por ciento a favor de esta propuesta.

"Los resultados muestran claramente que los equipos europeos están muy contentos con las competiciones actuales y no quieren cambios importantes en sus formatos", dijo la ECA, que se reúne en Doha esta semana, en un comunicado.

La Liga Europa, que ha sustituido a la Copa de la UEFA, ha producido reacciones encontradas, con muchos clubes alineando a sus equipos suplentes en algunos partidos y los críticos diciendo que es muy grande y complicada.

La fase de grupos de la Liga de Campeones suele criticarse por ser demasiado predecible con los mismos equipos clasificándose para octavos de final año tras año.

La ECA dijo que los clubes no están de acuerdo con la propuesta del órgano de gobierno del fútbol europeo, la UEFA, de abolir que terceros sean los propietarios de los jugadores.

"La ECA seguirá evaluando las ventajas y el impacto sobre la propiedad de terceros en el juego y las repercusiones de una posible prohibición", señaló el comunicado.

La propiedad de terceros es cuando los derechos de traspaso de un jugador son total o parcialmente propiedad del propio futbolista o de una empresa, en lugar de sólo del equipo.

Esta práctica está prohibida en Inglaterra, Francia y Polonia pero se permite en muchos otros países. Es especialmente habitual en Brasil.