Brasil multa a una constructora por fallos en un estadio del Mundial

martes 5 de febrero de 2013 17:01 CET
 

SAO PAULO (Reuters) - La empresa encargada de acondicionar el estadio Mineirao para el Mundial de 2014 fue multada con un millón de reales brasileños (más de 418.000 euros) por una serie de defectos serios que quedaron a la luz en la reapertura del estadio el pasado fin de semana.

El estadio de la capital de estado de Belo Horizonte, que también es una de las sedes de la Copa Confederaciones de este año, acogió el derbi entre el Cruzeiro y el Atletico Mineiro el domingo, pero se identificaron problemas en los puntos de acceso, aparcamiento para coches, bares y servicios.

"Pudimos identificar algunos fallos que son normales, como los problemas de acceso o aparcamiento", dijo el responsable del gobierno estatal Tiago Lacerda en un comunicado.

"Hay fallos que son fácilmente solucionables, pero tenemos grandes problemas en relación con los bares y la falta de agua. Por esta razón vamos a imponer una multa de un millón de reales", dijo Lacerda, presidente del secretariado especial del estado para el Mundial (Secopa-MG).

El gobernador del estado Antonio Anastasia dijo que el consorcio está dando los pasos para asegurar que todo funciona perfectamente para los próximos partidos, empezando con el encuentro del campeonato estatal entre el Cruzeiro y el América el miércoles.

"Desafortunadamente, hay varios errores operacionales serios, defectos en el estadio", dijo Anastasia añadiendo que su gobierno seguiría el contrato al pie de la letra con el consorcio para garantizar que funciona perfectamente.

El Mineirao fue el segundo estadio en estar listo para la Copa Confederaciones, un mini ensayo del Mundial que se jugará en seis sedes brasileñas en junio.

El primero, el Castelao de la ciudad norteña de Fortaleza, celebró su partido inaugural el mes pasado.

La FIFA fijó en mediados de abril, cuatro meses después de lo previsto, el plazo para que los campos de Brasilia, Recife, Río de Janeiro y Salvador sean entregados a los organizadores del torneo.

 
La empresa encargada de acondicionar el estadio Mineirao para el Mundial de 2014 fue multada con un millón de reales brasileños (más de 418.000 euros) por una serie de defectos serios que quedaron a la luz en la reapertura del estadio el pasado fin de semana. En la imagen de archivo, vista del estadio Mineirao durante su inauguración, en Belo Horizonte, el 21 de diciembre de 2012. REUTERS/Washington Alves