Los equipos de Fórmula Uno, listos para ponerse a prueba

lunes 4 de febrero de 2013 13:21 CET
 

JEREZ (Reuters) - El presidente de Ferrari, Luca Di Montezemolo, dudará más de un momento en contestar al teléfono si Felipe Massa le llama el martes.

El recuerdo del año pasado, cuando el piloto brasileño de Fórmula Uno le llamó desde el circuito de pruebas de Jerez para darle sus primeras impresiones sobre el nuevo monoplaza de Ferrari, sigue siendo doloroso 12 meses después.

"Presidente, es un desastre", fue el punto esencial.

"No desearía una llamada como esa ni a mi peor enemigo", dijo Montezemolo en el almuerzo de presentación del nuevo coche del equipo, el 138, la semana pasada en Maranello.

El F2012 nació poco agraciado y resultó difícil de manejar pero también se convirtió en campeón en las manos del español Fernando Alonso, quien estuvo en la batalla por el título con el piloto de Red Bull Sebastian Vettel hasta el último Gran Premio en Brasil el pasado noviembre.

Montezemolo ha apodado el nuevo monoplaza "La Speranzosa", con la gran esperanza de que resulte competitivo desde el primer día y ayudar a que el equipo consiga su primer mundial desde que ganó el campeonato de constructores en 2008.

Alonso, doble campeón del mundo que espera que el más atractivo F138 le lleve a un tercer título, no estará presente cuando los nuevos coches salgan a la pista en la primera de las tres pruebas de pretemporada.

El español no se subirá al monoplaza hasta el 19 de febrero en Barcelona, con Massa y el piloto de pruebas Pedro Martínez de la Rosa realizando los trabajos iniciales de configuración, momento en el que debería estar bien descansado y con ganas de pilotar.

"La primera prueba es una prueba general en la que uno comprueba que todos los componentes se unen correctamente", dijo Alonso en el almuerzo.   Continuación...

 
El presidente de Ferrari, Luca Di Montezemolo, dudará más de un momento en contestar al teléfono si Felipe Massa le llama el martes. Los pilotos de Ferrari Fernando Alonso (I) y Felipe Massa posan con el nuevo F138, en una imagen distribuida por Ferrari, el 1 de febrero de 2013. REUTERS/Ferrari Press Office/Handout