La Hacienda italiana no perdona a Maradona su deuda fiscal

viernes 1 de febrero de 2013 15:56 CET
 

ROMA (Reuters) - Diego Maradona no ha sido liberado de su deuda fiscal en Italia, informó el viernes la agencia de recaudación tributaria del país, desmintiendo un anuncio previo realizado por el abogado del ex futbolista argentino, que indicó que los cargos habían sido cancelados.

"La comisión central de impuestos no ha sido cancelada, ni declarada nula, ni alteró la deuda que el señor Diego Maradona tiene con las autoridades tributarias italianas", dijo un comunicado de la agencia.

El abogado Angelo Pisani había dicho antes que su cliente, considerado por muchos como el mejor futbolista de la historia, había sido absuelto de la deuda de casi 40 millones de euros, de los cuales 36 millones eran intereses generados desde 1984, cuando Maradona llegó al club Napoli, de la Serie A.

"Hay una sentencia de la comisión central (...) que confirma la anulación del escrutinio fiscal contra Maradona", declaró Pisani a la televisión italiana.

"Diego Maradona puede retornar a Italia como un hombre libre. Está libre de deudas porque nunca fue un evasor de impuestos. Dijo que va a volver a Nápoles para saludar a la ciudad, los napolitanos y esperemos que al fútbol también", agregó.

Maradona sigue siendo el mayor goleador de la historia del Napoli y está considerado como un héroe por haber llevado al club a ganar títulos de la Serie A en 1987 y 1990.

El ex número 10 también guió a la selección argentina a conquistar el Mundial en 1986 y fue el capitán del equipo nacional que terminó como subcampeón en 1990, cuando perdió la final frente a Alemania Occidental en Italia.

 
Diego Maradona no ha sido liberado de su deuda fiscal en Italia, informó el viernes la agencia de recaudación tributaria del país, desmintiendo un anuncio previo realizado por el abogado del ex futbolista argentino, que indicó que los cargos habían sido cancelados. En la imagen, el ex futbolista argentino Diego martadona en la Conferencia Internacional de Deportes de Dubái, el 28 de diciembre de 2013. REUTERS/Mohammed Abu Omar