Schleck quita importancia a las dudas sobre cómo estará en el Tour

lunes 28 de enero de 2013 18:07 CET
 

(Reuters) - El ciclista luxemburgués Andy Schleck ha quitado importancia a las dudas sobre si tendrá un buen rendimiento en el Tour de Francia, después de haber tenido un inicio de temporada poco convincente la semana pasada en Australia.

El corredor de 27 años del Radioshack-Leopard tuvo problemas con el intenso calor de Adelaida y el domingo, en la etapa final del Tour Down Under, volvió abruptamente a su hotel después de un problema mecánico.

A pesar de no estar aún recuperado plenamente tras romperse la pelvis en el Criterium de Dauphiné en junio del año pasado, Schleck sigue confiando en que se encontrará en forma para la edición centenaria del Tour de Francia, que comenzará el 29 de junio en la isla de Córcega.

"No tengo dudas de que tengo el motor para regresar", manifestó el ciclista, que iba a casi 40 minutos del líder cuando abandonó la carrera australiana el domingo.

"Es una simple cuestión de trabajar bien y hacer las cosas adecuadas. Tengo que ser paciente".

El accidente sufrido justo antes de la edición del año pasado de la ronda francesa arruinó su temporada 2012 y un Schleck con más peso del habitual tuvo un flojo regreso en la Vuelta a Pekín celebrada en octubre del año pasado.

"Mis sensaciones son mucho mejores, si ves las fotos de Pekín, básicamente era un cerdo gordo", afirmó. "Tenía cuatro kilos más que ahora".

De cara al Tour, Schleck destacó la potencia del equipo británico Team Sky, con el actual campeón, Bradley Wiggins, Chris Froome y el antiguo compañero del luxemburgués en el Saxo Bank Richie Porte.

"Le veo como un gran rival este año", dijo el ganador del Tour de Francia en 2010 sobre el australiano.

 
El ciclista luxemburgués Andy Schleck ha quitado importancia a las dudas sobre si tendrá un buen rendimiento en el Tour de Francia, después de haber tenido un inicio de temporada poco convincente la semana pasada en Australia. Imagen de archivo de Andy Schleck en una rueda de prensa en Luxemburgo en junio del año pasado después de romperse la pelvis, lo que le impidió competir en el Tour del año pasado. REUTERS/Jan Schwarz