Uruguay suspende el fútbol para poner freno a la violencia

viernes 18 de enero de 2013 20:25 CET
 

(Reuters) - Uruguay decretó un parón de 10 días en el fútbol el viernes en respuesta a los actos violentos que tuvieron lugar en un partido en el que el portero de Nacional, Jorge Bava, golpeó a un policía y fue inmediatamente detenido.

El presidente de la federación de fútbol uruguaya Sebastián Bauza anunció la suspensión tras el incidente, que tuvo lugar en el "clásico" del miércoles entre Peñarol y Nacional de Montevideo en el estadio Centenario.

Un hombre joven sigue en cuidados intensivos tras ser disparado durante las reyertas entre los seguidores de ambos equipos en una calle cercana al estadio antes del partido.

"Hemos acordado (con el ministro de Interior) que tenemos que tomar decisiones y dar señales de que hay límites que deben ser respetados", dijo Bauza en una rueda de prensa.

"Los actos que ocurrieron en las inmediaciones del estadio Centenario no deben repetirse", dijo durante el anuncio de la suspensión el jueves.

Agentes de Policía entraron en el campo para proteger al árbitro de las protestas de los jugadores de Nacional tres el pitido final del encuentro.

El portero, que pasó la noche en prisión, fue liberado el jueves tras prestar declaración y se informó de que se había disculpado por su acto. Afirmó haber actuado tras ser golpeado por la Policía con escudos y porras.