Serena pasa de ronda en Australia con el labio hinchado

jueves 17 de enero de 2013 11:19 CET
 

MELBOURNE (Reuters) - Serena Williams añadió un labio hinchado y un ego golpeado a su tobillo vendado en el Abierto de Australia el jueves, tras golpearse en la boca con la raqueta durante un partido por lo demás plácido contra la española Garbiñe Muguruza en segunda ronda.

La estadounidense de 31 años ha sufrido en Melbourne Park en los últimos años, perdiéndose el torneo en 2011 por una lesión y siendo eliminada en octavos de final el año pasado tras una lesión en los ligamentos del tobillo izquierdo en los días previos al inicio de la competición.

Los temores a otra eliminación temprana surgieron cuando Williams vendó su tobillo derecho contra Edina Gallovits-Hall en su victoria por 6-0 y 6-0 el martes, mientras que la información de que realizó sesiones de entrenamiento en pista cubierta un día más tarde aumentó la intriga.

No obstante, Williams emergió en el calor sofocante del Rod Laver Arena y se deshizo de la española, la número 112 del mundo, por 6-2 y 6-0 en 75 minutos.

Williams dijo que no tuvo dolor en el tobillo, y pese a los analgésicos dijo que haría pareja con su hermana Venus y disputarían el partido de dobles del jueves.

"No sentí nada aún", dijo Williams a periodistas. "Obviamente cuando sales a jugar estás llena de adrenalina".

"Habitualmente siento las lesiones tras el partido, pero de momento, bien. Me sentí bien, mucho mejor de lo que esperaba encontrarme".

En otros partidos del día, la bielorrusa Victoria Azarenka, campeona el año pasado en Australia, avanzó con facilidad al derrotar a Eleni Daniilidou por 6-1 y 6-0.

Kimiko Date-Krumm, número 100 del mundo en el tenis femenino, continuó su cuento de hadas unos 23 años después de debutar en el Abierto de Australia con una victoria sobre una jugadora 17 años más joven.

La japonesa de 42 años está convirtiéndose con rapidez en una figura de culto en Melbourne Park y derrotó a la israelí Shahar Peer por 6-2 y 7-5 tras 92 minutos en la pista seis.

"No es fácil, no es fácil", dijo tras el partido. "Necesito un cuerpo nuevo".

 
Serena Williams añadió un labio hinchado y un ego golpeado a su tobillo vendado en el Abierto de Australia el jueves, tras golpearse en la boca con la raqueta durante un partido por lo demás plácido contra la española Garbiñe Muguruza en segunda ronda. En la imagen, Williams de EEUU devuelve una bola a Muguruza en Melbourne, el 17 de enero de 2013. REUTERS/David Gray