15 de enero de 2013 / 10:29 / hace 5 años

Blatter aboga por restar puntos para ayudar a combatir el racismo

3 MIN. DE LECTURA

Descontar puntos de los equipos cuyos aficionados o jugadores son culpables de racismo es un modo mejor de abordar el problema que el hecho de que los jugadores abandonen el campo y se suspenda el partido, dijo el presidente de la FIFA Joseph Blatter. En la imagen, Blatter en la ceremonia de entrega del Balón de Oro en Zúrich el 7 de enero de 2013.Michael Buholzer

(Reuters) - Descontar puntos de los equipos cuyos aficionados o jugadores son culpables de racismo es un modo mejor de abordar el problema que el hecho de que los jugadores abandonen el campo y se suspenda el partido, dijo el presidente de la FIFA Joseph Blatter.

El racismo volvió al punto de mira cuando el centrocampista del AC Milan Kevin-Prince Boateng y sus compañeros se marcharon del campo durante un amistoso contra el equipo italiano Pro Patria, de una división inferior, cuando los aficionados empezaron a proferir insultos desde los balcones.

Las autoridades ordenaron a Pro Patria jugar el siguiente partido en casa a puerta cerrada por el comportamiento de sus aficionados, pero Blatter sugirió que el racismo podría requerir un castigo mayor.

"Creo que una solución más radical sería la deducción de puntos", dijo Blatter a Sky Sports News en Reino Unido.

"Restar puntos tendría un mejor impacto (en el racismo) que cualquier otra sanción".

Blatter, que en 2011 tuvo que aclarar unas declaraciones en las que negaba que el racismo fuera un problema en el fútbol y que los incidentes deberían resolverse con un apretón de manos, alabó a Boateng por mostrar coraje para marcharse del campo, pero explicó que no era una solución a largo plazo.

"Hice una declaración al respecto y sigo pensando lo mismo, estuvo bien lo que hizo para tener este impacto al decir: 'escucha, mira lo que ha pasado', pero no puede ser la solución", dijo el suizo.

"No puede ser la solución porque no puedes solucionar ningún problema en tu vida, ya sea vida privada, o económica, o lo que sea, huyendo".

"Es una buena señal, es una buena señal, decir ahora: 'escucha, si no tienes cuidado ahora nuestro deporte lo hará'".

Blatter había prometido abordar el "diablo" del racismo en lo que afirma es su último mandato de cuatro años al frente del organismo que dirige el fútbol mundial, pero pese a sus esfuerzos siguen apareciendo casos destacados.

La semana pasada la FIFA ordenó a Bulgaria y Hungría que disputaran a puerta cerrada partidos de clasificación para el Mundial, y la UEFA multó a Serbia y los clubes Oporto y Lazio en otros casos recientes.

"Creo que nunca podemos hacer lo suficiente para erradicar todo el racismo en el fútbol", dijo Blatter.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below