El Madrid empata en Pamplona y podría quedarse a 18 puntos del Barça

domingo 13 de enero de 2013 10:56 CET
 

MADRID (Reuters) - Las esperanzas del Real Madrid de revalidar el campeonato de Liga se redujeron aún más el sábado cuando no consiguió pasar del empate 0-0 contra Osasuna, mientras que el Valencia escaló hasta el séptimo puesto con una victoria por 2-0 contra el Sevilla.

El equipo de José Mourinho careció de inspiración sin su máximo goleador, Cristiano Ronaldo, que se perdió el partido por sanción, y el líder invicto, el Barcelona, podría irse a 18 puntos si vence en su visita al estadio del cuarto clasificado, el Málaga, el domingo.

El Madrid, que acabó con un hombre menos por la expulsión por doble amarilla de Kaká, tiene 37 puntos, cuatro menos que el Atlético de Madrid, que recibe al Real Zaragoza el domingo.

Dos goles de Roberto Soldado en Mestalla aseguraron los tres puntos para el Valencia mientras los levantinos siguen con su mejora bajo las órdenes del nuevo entrenador, Ernesto Valverde.

La victoria deja al Valencia por encima del Levante, que viaja a Sevilla para enfrentarse el domingo al quinto clasificado, el Real Betis, gracias a la diferencia de goles y aumenta sus opciones de disputar competiciones europeas la próxima temporada después de un irregular comienzo de campaña.

El Sevilla, por su parte, está en el puesto 12 con 22 puntos.

El alemán Patrick Ebert tuvo una actuación destacada en la victoria del Real Valladolid por 3-1 en casa contra el Mallorca, que deja a los pucelanos décimos con 25 puntos.

El Espanyol se recuperó de su derrota por 4-0 en el derbi barcelonés contra el Barça y ascendió hasta el puesto 16 con 18 puntos tras granar en casa por 1-0 al Celta de Vigo.

 
Las esperanzas del Real Madrid de revalidar el campeonato de Liga se redujeron aún más el sábado cuando no consiguió pasar del empate 0-0 contra Osasuna, mientras que el Valencia escaló hasta el séptimo puesto con una victoria por 2-0 contra el Sevilla. En la imagen, el jugador del Real Madrid Kaka (D) lucha por un balón con Alvaro Arbeloa durante el partido en el estadio Reyno de Navarra en Pamplona, el 12 de enero de 2013. REUTERS/Vincent West