Agüero no volverá a jugar en al menos una semana, dice Mancini

viernes 11 de enero de 2013 14:17 CET
 

LONDRES (Reuters) - El delantero del Manchester City Sergio "Kun" Agüero se perderá el partido del domingo contra el Arsenal y se enfrenta a otra semana de baja con una lesión en los isquiotibiales, según dijo el viernes el técnico Roberto Mancini.

El argentino de 24 años, que es uno de los dos mayores goleadores del City esta temporada con 10 goles, se lesionó el día de Año Nuevo en la victoria de 3-0 del club sobre el Stoke City, y se vio obligado a quedarse fuera del partido de la Copa FA ante el Watford que su club ganó la semana pasada.

"Sergio no estará disponible al menos durante otra semana", dijo Mancini a los periodistas.

"Debería llegar al partido contra el Fulham, pero no le arriesgaremos contra el Arsenal. Debería estar listo para el próximo fin de semana", explicó.

El City, actual campeón de la Premier League y que podrá recuperar al defensa Aleksandar Kolarov tras cuatro semanas de ausencia por lesión, no le ha ganado al Arsenal en 37 años.

"Queremos terminar esta racha, pero será muy difícil porque el Arsenal es un equipo muy bueno", señaló el técnico.

"Nos falta una serie de jugadores importantes, pero podemos ir allí y salir con un buen resultado. Estamos seis puntos por detrás del United ahora, pero no siento que nos merezcamos estar tantos puntos por detrás", dijo.

"Nuestros delanteros han ido recuperando la forma y marcando goles y necesitaremos que sigan haciéndolo. A veces pasas por una fase en la que no marcas tanto, pero hemos marcado 10 goles en nuestros últimos tres partidos, así que las cosas están mejorando", dijo.

 
El delantero del Manchester City Sergio "Kun" Agüero se perderá el partido del domingo contra el Arsenal y se enfrenta a otra semana de baja con una lesión en los isquiotibiales, según dijo el viernes el técnico Roberto Mancini. En la imagen, el jugador del Manchester City Sergio Agüero tras lesionarse en un partido de la Premier League contra el Stoke City, en el Estadio Etihad de Manchester, en el norte de Inglaterra, el 1 de enero de 2013. REUTERS/Darren Staples