La polaca Radwanska tiene un plan para el éxito en un grand slam

jueves 10 de enero de 2013 17:12 CET
 

SÍDNEY, Australia (Reuters) - La tenista polaca Agnieszka Radwanska flirteó el año pasado con sus objetivos de convertirse en número uno del mundo y ganar un grand slam y, después de un gran comienzo de 2013, esperará tachar alguno de los dos de su lista en el Abierto de Australia que comienza la próxima semana.

Sería fácil descartar a la jugadora de 23 años como una más del grupo de tenistas sin virtudes concretas que han llegado a lo más alto del deporte en los últimos años para luego caer en el olvido poco después.

Radwanska ha logrado separarse de ese grupo y se ha metido entre las cinco mejores, no solo con su habitual mezcla de trabajo duro y perseverancia, sino también por la rapidez de su pensamiento.

Su sentido común en la táctica, su anticipación y sutileza le han valido comparaciones con la suiza Martina Hingis, y en las últimas semanas a esos atributos ha sumado uno nuevo: forma.

Tras "mucho tratamiento y rehabilitación en la pretemporada" para recuperar del todo unas lesiones, ha salido a todo gas en 2013, y ocho triunfos consecutivos la han llevado a ganar el Auckland Classic y a la final del torneo Sydney International que disputará el viernes.

"Estoy muy preparada para el Abierto de Australia", dijo el jueves tras derrotar a la china Li Na en las semifinales.

"Por supuesto, haré todo lo que pueda para ganar también ese partido mañana y veremos. Espero ganar 16 partidos consecutivos".

Radwanska será cabeza de serie número cuatro en Melbourne, pero sus resultados contra las tres primeras - 0-4 contra Serena Williams, 2-8 contra Maria Sharapova y 3-11 contra Victoria Azarenka - suponen que normalmente querría evitarlas.

Williams, que la derrotó en la final de Wimbledon y de la WTA Tour el año pasado, ha mostrado igualmente un estado de forma impresionante tras arrasar en el torneo de Brisbane la semana pasada.   Continuación...

 
La tenista polaca Agnieszka Radwanska flirteó el año pasado con sus objetivos de convertirse en número uno del mundo y ganar un grand slam y, después de un gran comienzo de 2013, esperará tachar alguno de los dos de su lista en el Abierto de Australia que comienza la próxima semana. Imagen de Radwanska aplaudiendo al público tras ganar a la china Li Na en la semifinal del torneo Sydney International disputada el 10 de enero en la ciudad australiana. REUTERS/Daniel Muñoz