Longevidad, palabra de moda para un Federer descansado

martes 8 de enero de 2013 13:32 CET
 

(Reuters) - El decepcionante final de 2012 para Roger Federer puso a sus detractores a escribir su obituario tenístico, pero el suizo confía en que puede ganar más títulos de grand slam tras llegar a Melbourne fresco y centrado después de un largo parón.

Mientras sus principales rivales para ganar su quinto Abierto de Australia, Novak Djokovic y Andy Murray, han jugado competiciones para preparar el primer grand slam del año, el suizo de 31 años ha optado por las canchas de entrenamiento y el tiempo con la familia para mantener mente y cuerpo en forma.

Federer, que aspira a ampliar su récord de 17 grandes, se saltó sus tradicionales torneos de preparación en Oriente Próximo y no ha disputado un partido de competición desde que perdió una vibrante final de los Tour Finals de la ATP ante Djokovic en noviembre.

Tras disputar sólo un par de partidos de exhibición, la semana pasada llegó a Melbourne con el objetivo de convertirse en el primer hombre desde Andre Agassi en 1995 que gana el Abierto de Australia sin disputar un torneo de preparación.

Para Federer, calificado desde hace tiempo como el mejor tenista del mundo, el peso de la historia nunca ha sido demasiado problemático, pero entre sus críticos y algunos aficionados hay temor a que el número uno, el serbio Djokovic, y el campeón del Abierto de EEUU, el británico Murray, sean ahora demasiado fuertes.

El argentino Juan Martín del Potro también ha conseguido victorias sobre Federer en Basilea y Londres y su dubitativo final de 2012 dejó a muchos pensando que el decimoctavo grand slam para el suizo en el Rod Laver Arena estaba lejos de su alcance.

Tras una espléndida actuación en Wimbledon en julio que le proporcionó su decimoséptimo título de grand slam y le devolvió al número uno, Murray lo eliminó en la final olímpica en la misma hierba de Wimbledon, lo que llevó a la leyenda estadounidense John McEnroe a decir que el suizo "aparentaba su edad".

Quizá escuchar algunos comentarios de que se fatiga más rápido llevaron a Federer a reducir su temporada en 2013, prescindiendo de algunos torneos para dar más tiempo a su cuerpo a recuperarse.

"La longevidad es la palabra que estoy deseando y por la que me esfuerzo para este año 2013 y espero poder seguir jugando muchos años más", dijo Federer a los periodistas en Singapur la semana pasada.

"Adoro la presión de jugar con la nueva generación que viene y mejora rápidamente y tengo que trabajar más duro para mantenerme en la cima, con los mejores", agregó el suizo, que sólo ha disputado tres finales de grand slam en tres años.

/Por Patrick Johnston/

 
El decepcionante final de 2012 para Roger Federer puso a sus detractores a escribir su obituario tenístico, pero el suizo confía en que puede ganar más títulos de grand slam tras llegar a Melbourne fresco y centrado después de un largo parón. En la imagen, Federer en una rueda de prensa en Singapur, el 4 de enero de 2013. REUTERS/Edgar Su