30 de diciembre de 2012 / 16:47 / hace 5 años

RESUMEN DEL AÑO-Bolt y Phelps entraron en la leyenda en Londres

Usain Bolt afianzó su condición de hombre más rápido del mundo tras revalidar su doble corona en los 100 y 200 metros de unos Juegos de Londres 2012 dominados por Estados Unidos en los que Michael Phelps entró en la leyenda de la natación y España no brilló, pero cumplió las expectativas. En la imagen de archivo, Bolt se lleva el dedo índice a los labios tras lograr la victoria en la final de los 200m.Lucy Nicholson

LONDRES (Reuters) - Usain Bolt afianzó su condición de hombre más rápido del mundo tras revalidar su doble corona en los 100 y 200 metros de unos Juegos de Londres 2012 dominados por Estados Unidos en los que Michael Phelps entró en la leyenda de la natación y España no brilló, pero cumplió las expectativas.

Reino Unido invirtió casi 9.000 millones de libras (11.000 millones de euros) para crear la ambiciosa sedesde los Juegos Olímpicos 2012, en la que los visitantes pudieron disfrutar de una capital cuya grandeza y suciedad recibieron un lavado de cara por igual, adquirieron un glamour internacional.

Los Juegos resultaron ser una buena inyección de moral, más que financiera, para un país en lucha contra la recesión económica. El Gobierno británico, citando cifras difíciles de calcular, dijo que incluso podría haber traído beneficios monetarios por una valor de uno 15.000 millones de euros, aunque otros se mostraron escépticos.

Jacques Rogge, presidente del Comité Olímpico Internacional, calificó los juegos de "felices y gloriosos", parafraseando el himno británico, "God Save the Queen", en el 60 aniversario desde la llegada al trono de la reina Isabel.

Los Juegos Olímpicos de 2012 resultaron ser el lugar ideal para el hombre más rápido del planeta, Usain Bolt, que se convirtió en el primer hombre en defender con éxito las coronas olímpicas de los 100 y los 200 metros lisos.

Al lograr el oro en los 200 metros Bolt se llevo el dedo índice a los labios, silenciado a los escépticos. Junto con sus compañeros de equipo jamaicanos, consiguió un "doble triple", rompiendo el récord del mundo para retener el título de los relevos 4x100.

"Vine aquí para convertirme en una leyenda y ya lo soy", dijo Bolt a Reuters antes de convertirse en un DJ a altas horas de la noche en un bar de copas de la capital británica. "No tengo nada más que demostrar. He mostrado al mundo que soy el mejor".

PHELPS SE RETIRA

En la piscina, la supremacía se resolvió de forma contundente cuando Michael Phelps se convirtió en el nadador más laureado de la historia olímpica con 22 medallas, 18 de ellas de oro. Su victoria despertó el debate sobre si eso significaba que era el más grande.

Phelps tampoco tiene más que demostrar y decidió abandonó el deporte. "Es un poco raro, es muy extraño, el primer día que no tienes que nadar y nunca tendrás que volver a hacerlo", dijo a Reuters el estadounidense. "No estoy seguro de cómo me siento ahora. Es muy confuso".

No hubo confusión, sin embargo, sobre quién fue el país que dominó el deporte mundial, ya que Estados Unidos acabó en lo más alto del medallero olímpico. Tras haber sido superado por China en Pekín, los estadounidenses dejaron en la segunda plaza a los asiáticos con un botín de 46 medallas de oro de un total de 104 metales. China logró 38 oros y 87 medallas en total.

"Nos gusta quedar los primeros", dijo Scott Blackmun, jefe del Comité Olímpico de Estados Unidos. "Y no hay nada de malo en ello".

La delegación británica se hizo con el tercer puesto tras superar a la históricamente poderosa Rusia con 29 oros.

España, por su parte, logró al menos igualar las expectativas más razonables logrando 17 medallas, tres de ellas de oro, y quedando en el puesto 21 del medallero tras un mal comienzo que hizo temer una debacle.

La gran triunfadora de la delegación fue la nadadora Mireia Belmonte, que a sus 21 años consiguió abrir el medallero con una plata en los 200 m mariposa, dos días antes de repetir el éxito en los 800 m libres.

Los oros vinieron en yudo, por parte de Joel González, y en vela, con Marina Alabau y el equipo de Elliott 6 formado por Tamara Echegoyen, Ángela Pumariega, Sofía Toro. La selección de baloncesto obtuvo una valiosa plata en una excelente e igualada final contra la todopoderosa selección de Estados Unidos.

Las grandes decepciones vinieron por parte de la selección olímpica de fútbol, que cayó en la primera fase, incapaz de igualar los éxitos de la selección absoluta, y del atletismo, donde España no logró un solo metal.

Más allá del papel de la delegación española, otros grandes nombres de los Juegos de Londres fueron Bradley Wiggins, que cerró un año histórico para el ciclismo británico tras ser el primero de su país en lograr un Tour de Francia días antes de conseguir el oro olímpico en contrarreloj, o su compatriota Mo Farah, oro en los 5.000 y los 10.000 metros lisos masculinos.

/Por Ossian Shine/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below