RESUMEN DEL AÑO-Vettel hace un triplete en un año de sorpresas

lunes 24 de diciembre de 2012 12:18 CET
 

LONDRES (Reuters) - Los aficionados a la Fórmula 1 han aprendido a esperar lo inesperado, y aunque 2012 terminó con Sebastian Vettel y su escudería Red Bull como campeones por tercer año consecutivo, fue un año previsiblemente impredecible.

Mientras que Sébastian Loeb logró su noveno campeonato de rally consecutivo con Citroën, un resultado que no sorprendió a nadie, y un Audi ganó en Le Mans por undécima vez en 13 años, los seguidores de la Fórmula 1 tuvieron un viaje emocionante hasta el final.

Este fue el año con ocho ganadores distintos de carreras, por primera vez siete de ellos en las primeras siete carreras, de seis equipos distintos que pasaron meses haciéndose a los neumáticos Pirelli.

A los 25 años, Vettel se convirtió en el tricampeón más joven de la F-1 y parecía una apuesta sencilla al final de 2011, cuando logró su segundo título y Red Bull dominó la temporada.

Pero todo parecía menos seguro cuando el deporte hizo su parón veraniego, y después de 13 de las 20 carreras del año Vettel sólo había ganado una, lo que le dejaba 42 puntos por detrás del líder.

"La gente ni siquiera nos mencionaba cuando hablaba del campeonato, pero creo que lo más importante es que siempre creímos", dijo el piloto alemán tras ganar el título en un duelo en Brasil con el piloto español de Ferrari Fernando Alonso.

El asturiano, que pilotaba un coche que había sido dolorosamente lento al presentarse, contradijo las expectativas a colocarse cómodamente al frente de la tabla cuando el campeonato entraba en su segunda mitad.

Aunque el director comercial de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, presentó a Vettel como nueva estrella del deporte, los directores de equipos eligieron a Alonso como piloto de la temporada, y el español no dudaba sobre lo que logró con un coche que, sabía, no era el más rápido.

"Fue de lejos la mejor temporada de mi carrera y recordaré este 2012 como una temporada de ensueño", dijo el campeón de dos títulos con Renault en 2005 y 2006.   Continuación...

 
Los aficionados a la Fórmula 1 han aprendido a esperar lo inesperado, y aunque 2012 terminó con Sebastian Vettel y su escudería Red Bull como campeones por tercer año consecutivo, fue un año previsiblemente impredecible. En la imagen, Vettel en la carrera de Bangkok el 16 de diciembre de 2012. REUTERS/Chaiwat Subprasom