El Barça pierde a Adriano y Song para el partido contra el Valladolid

viernes 21 de diciembre de 2012 19:47 CET
 

BARCELONA (Reuters) - El lateral del Barcelona Adriano y el centrocampista Alex Song sufren lesiones leves y se perderán el partido del sábado frente al Real Valladolid como medida de precaución, dijo el viernes el líder de la Liga.

El brasileño Adriano, que anotó un gol brillante en la victoria por 4-1 del pasado fin de semana en casa ante el Atlético de Madrid, segundo clasificado, tiene un problema en el muslo, dijo el Barcelona en un comunicado en su web (www.fcbarcelona.com).

El internacional camerunés Song, que era seria duda para empezar el partido, sufre dolores en la rodilla izquierda, añadió.

Una victoria del Barça ampliaría su récord de inicio de temporada y supondría su decimosexta victoria en 17 partidos para el conjunto de Tito Vilanova.

Los únicos puntos que han cedido fueron los del empate 2-2 en casa ante el Real Madrid en octubre y cuentan con una ventaja de nueve puntos sobre el segundo y de 13 sobre el Real Madrid.

El club quedó conmocionado esta semana con las noticias de que Vilanova, que sustituyó a finales de la temporada pasada a Pep Guardiola, del que era hasta entonces ayudante, necesitaba someterse a una operación y a quimioterapia por un tumor en la glándula parótida.

Vilanova fue operado el jueves y su ayudante, Jordi Roura, ha asumido el cargo hasta que Vilanova pueda volver.

El centrocampista Sergio Busquets dijo que estaba seguro de que Vilanova iba a ver el partido del sábado y que los jugadores estaban decididos a ganar para animarle y ayudarle en su recuperación.

Añadió que el equipo tiene plena confianza en Roura, que salió de la cantera del club y que trabajó como analista técnico con Guardiola y Vilanova.   Continuación...

 
El lateral del Barcelona Adriano y el centrocampista Alex Song sufren lesiones leves y se perderán el partido del sábado frente al Real Valladolid como medida de precaución, dijo el viernes el líder de la Liga. En la imagen de archivo, Marcelo celebra su gol contra el Atlético de Madrid el pasado 16 de diciembre. REUTERS/Gustau Nacarino