Mourinho cree que el Madrid no acudirá al mercado de invierno

viernes 21 de diciembre de 2012 19:45 CET
 

MADRID (Reuters) - No es probable que el Real Madrid amplíe su plantilla en el mercado invernal y el brasileño Kaká posiblemente se quedará en el club esta temporada, según dijo el viernes el entrenador José Mourinho.

"Pienso que no vamos a acudir en el mes de enero", dijo Mourinho en rueda de prensa en referencia al periodo de fichajes que se abre al comenzar el año.

"Y tampoco creo que Kaká se vaya", añadió. "Si se queda, es bueno para el equipo".

Kaká llegó al Madrid procedente del AC Milan en un traspaso de 67 millones de euros en 2009, pero no ha logrado alcanzar el rendimiento que le valió un premio a Mejor Jugador del Año de la FIFA en 2007 y ha quedado por detrás de Mesut Özil y el recién fichado Luka Modric en el orden de preferencia del técnico.

El brasileño de 30 años sólo ha jugado un partido de Liga como titular, dos en Liga de Campeones y uno en la Copa del Rey esta temporada, pero parece decidido a quedarse y luchar por conseguir un puesto en el equipo.

El Madrid ha realizado un inicio irregular de la defensa del título de Liga y el pasado fin de semana empató 2-2 contra el Espanyol quedándose en tercer puesto, a 13 puntos del líder, el Barcelona y a cuatro del segundo, el Atlético de Madrid, tras 16 partidos.

"No nos ayuda pensar que estamos a tanta distancia", dijo Mourinho, que pareció descartar las opciones de su equipo de lograr un segundo título de Liga consecutivo tras el partido contra el Espanyol.

"La única solución es jugar cada partido con la intención de ganarlo y de mejorar", añadió el ex entrenador del Inter de Milán, Chelsea y Oporto.

"Cada uno debe encontrar la motivación y con el trabajo de grupo debemos ayudarnos y mejorar".   Continuación...

 
No es probable que el Real Madrid amplíe su plantilla en el mercado invernal y el brasileño Kaká posiblemente se quedará en el club esta temporada, según dijo el viernes el entrenador José Mourinho. En la imagen, Mourinho en el banquillo del Bernabéu en Madrid el 4 de diciembre de 2012. REUTERS/Juan Medina