Rusia reconsidera la Vuelta a Rusia tras la expulsión de Katusha

viernes 21 de diciembre de 2012 17:45 CET
 

MOSCÚ (Reuters) - Rusia está considerando sus planes para crear una gran carrera ciclista anual en 2014, después de que el Katusha, el principal equipo profesional del país, fuera expulsado del Circuito Mundial.

La comisión de licencias del organismo gobernador del ciclismo mundial (UCI) rechazó la semana pasada la solicitud de el Katusha para competir en primera línea el año que viene, debido al historial en dopaje del equipo en los últimos cuatro años.

"Simplemente no tiene sentido celebrar la Vuelta a Rusia en las circunstancias actuales", dijo a Reuters Alexander Gusyatnikov, asesor del jefe de ciclismo ruso y director de Katusha Igor Makarov.

"Tenemos un acuerdo verbal con la UCI para celebrar la Vuelta a Rusia en 2014, aunque aún no hemos firmado un contrato", añadió.

"La idea era celebrar una carrera importante en Rusia de forma anual, empezando por 2014, para que el Katusha pueda competir en casa y los aficionados rusos puedan ver a nuestros mejores corredores en persona".

El Katusha, que este año terminó segundo en la clasificación del Circuito Mundial y tiene entre sus filas al número uno del mundo, el español Joaquim Rodríguez, ha apelado al Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS).

El presidente de la UCI, Pat McQuaid, ha intentado hacer del ciclismo un deporte de alcance mundial realizando grandes carreras en todo el mundo.

"Tenemos una Vuelta a Rusia en 2014, hemos tenido muchas conversaciones e India será otro lugar. Brasil es desde luego un mercado debido a las Olimpiadas de 2016", explicó este mes a Reuters.

"Estos son mercados enormes. Si entramos con grandes torneos puede motivar un enfoque en el desarrollo del deporte", dijo.   Continuación...

 
Rusia está considerando sus planes para crear una gran carrera ciclista anual en 2014, después de que el Katusha, el principal equipo profesional del país, fuera expulsado del Circuito Mundial. En la imagen de archivo, "Purito" Rodríguez, de Katusha, celebra una victoria en la Vuelta a España el pasado 30 de agosto. REUTERS/Miguel Vidal