El deporte europeo, dividido sobre la venta de entradas en Internet

miércoles 19 de diciembre de 2012 17:15 CET
 

LONDRES (Reuters) - El Schalke 04 alemán se ha convertido en el último equipo de fútbol europeo en asociarse con el vendedor de entradas en Internet Viagogo, adoptando un negocio que en otros deportes se argumenta que está encareciendo el acceso de los aficionados a los estadios.

Reservada en el pasado a figuras sombrías en la calle, la reventa de entradas para los grandes partidos se ha trasladado a Internet con el desarrollo de sitios como Viagogo y su rival StubHub, propiedad de eBay.

Mientras un número cada vez mayor de clubes deportivos se sienten felices por trabajar con las páginas web y obtener una fuente adicional de ingresos, los dirigentes del rugby y el críquet ingleses argumentan que las ventas online inflan el precio de las entradas por encima del alcance de muchos aficionados.

"Siempre ha habido un mercado de reventa de entradas. Todo el mundo sabe eso", dijo a Reuters Ed Parkinson, director de marketing en Viagogo.

"Estamos quitando toda esa oscuridad e inseguridad. El acuerdo con el Schalke por ejemplo está apoyado por el club, la gente sabe que la entrada será auténtica y es fácil de usar", agregó.

Viagogo, fundada en 2006, tiene ahora acuerdos con 10 clubes de fútbol de la Bundesliga alemana, 10 de la Premier League, incluidos el campeón Manchester City y el Chelsea, y otros 10 en toda Europa.

StubHub, asociado con la Major League de Beisbol en Estados Unidos, ha entrado en el mercado británico esta temporada. Tiene acuerdos con los clubes de la Premier Sunderland y Everton, y la próxima temporada comienza un acuerdo con el Tottenham Hotspur.

StubHub funciona exclusivamente como un servicio para permitir a los dueños de las entradas que vendan asientos no deseados. Además de ofrecer una plataforma para la reventa, algunos clubes dan a Viagogo asientos en otras ubicaciones para la venta.

La venta de estas entradas online por encima de su valor ha enfadado a algunos aficionados y esa repercusión fue un factor iportante en la repentina extinción este mes del acuerdo de Viagogo con el club de la Bundesliga Hamburgo SV.

Las tensiones son más evidentes en deportes como el crícket y el rugby, donde la demanda para partidos internacionales es alta.

Las autoridades del rugby y del crícket argumentan que la reventa de entradas online anula sus intentos por controlar los precios y asegurar a los seguidores que tengan acceso a los partidos más importantes.

 
El Schalke 04 alemán se ha convertido en el último equipo de fútbol europeo en asociarse con el vendedor de entradas en Internet Viagogo, adoptando un negocio que en otros deportes se argumenta que está encareciendo el acceso de los aficionados a los estadios. En la imagen de archivo, un homre compra entradas del fútbol a través de Internet. REUTERS/Alex Grimm