Un Chelsea unido continúa mejorando con Benítez

viernes 14 de diciembre de 2012 10:43 CET
 

YOKOHAMA (Reuters) - Aunque ha tardado cuatro partidos en conseguir una victoria bajo la dirección de Rafa Benítez, el Chelsea parece estar aclimatándose a los métodos meticulosos del español con tres victorias consecutivas.

Con 12 goles acumulados en el proceso, cinco de ellos marcados por un resurgente Fernando Torres, la victoria del Chelsea por 3-1 frente al Monterrey en el Mundial de Clubes el jueves ofreció la última evidencia de un progresión constante bajo su dirección temporal.

"Hemos mejorado como equipo con Benítez", dijo Torres, que fuera un prolífico jugador cuando estaba bajo sus órdenes en el Liverpool, a periodistas en Yokohama.

"Somos más compactos y difíciles de superar", agregó el jugador campeón de Europa y del mundo. "Creo que somos mejores en todos los sentidos".

Benítez se negó una vez más a atribuirse el mérito del resurgimiento de Torres después de que el delantero marcara en las semifinales de Japón, mientras que el centrocampista Frank Lampard pidió a los aficionados del Chelsea que sean pacientes.

La afición de Stamford Bridge ha abucheado a Benítez desde que relevó al italiano Roberto Di Matteo el mes pasado, pero Lampard dijo que el nuevo entrenador se merece la oportunidad de ponerse a prueba en el Chelsea.

"Obviamente sabemos que el ambiente es diferente", dijo Lampard, preguntado sobre los abucheos a Benítez, cuya designación desató la ira entre los aficionados del Chelsea.

"Quizás eso no nos ayuda mucho. Pero como jugadores tenemos que concentrarnos no obstante en nuestro juego".

Lampard, cuyo futuro en el Chelsea no está claro ya que su contrato termina a final de temporada, dijo que la afición tenía derecho de expresar sus sentimientos.   Continuación...

 
Aunque ha tardado cuatro partidos en conseguir una victoria bajo la dirección de Rafa Benítez, el Chelsea parece estar aclimatándose a los métodos meticulosos del español con tres victorias consecutivas. En la imagen, Benítez durante un entrenamiento en Yokohama, el 14 de diciembre de 2012. REUTERS/Kim Kyung-Hoon