Un confiado Torres regresa a su mejor nivel con Rafa Benítez

domingo 9 de diciembre de 2012 12:03 CET
 

LONDRES (Reuters) - Algunos seguidores del Chelsea siguen preocupados por la elección de Rafael Benítez como entrenador interino, pero si la designación sorpresa por parte del propietario Roman Abramovich se diseñó para recuperar el estado de forma de Fernando Torres, parece estar funcionando.

Torres anotó un doblete en la victoria del Chelsea por 3-1 frente al Sunderland el sábado y comenzó a parecerse al delantero de clase mundial que los londinenses ficharon al Liverpool por casi 62 millones de euros en enero de 2011.

El español también anotó dos tantos en la goleada por 6-1 en Liga de Campeones contra los daneses del Nordsjaelland el miércoles.

"Dije antes que si el equipo jugaba bien y creaba ocasiones, él marcaría goles", dijo Benítez en la página web del club (www.chelseafc.com) después de que el entrenador interino consiguiera su primera victoria en la Premier League desde que sustituyera en el banquillo al destituido Roberto Di Matteo el pasado mes.

"Es justo decir que estamos viendo a Torres con más seguridad y confianza", dijo Benítez sobre el jugador que brilló cuando ambos coincidieron en el Liverpool.

Después de dos meses sin marcar en la Premier League, algo que a menudo parecía secundario respecto a lo que sucedía a su alrededor, el delantero español volvió a ser el de siempre el sábado.

Jugando más arriba y disfrutando de un servicio de primera clase, fue demoledor en ocasiones, marcó un majestuoso primer gol en el minuto 11 y después convirtió un lanzamiento de penalti justo antes del descanso, por raro que parezca su primer penalti en el fútbol inglés.

Torres tuvo una nueva ocasión justo después de la reanudación cuando un potente lanzamiento se estrelló en el larguero y rebotó para que su compañero en la selección española Juan Mata hiciera el 3-0.

"Es una cuestión de seguridad y de diferencias en movimientos", agregó Benítez.   Continuación...

 
Algunos seguidores del Chelsea siguen preocupados por la elección de Rafael Benítez como entrenador interino, pero si la designación sorpresa por parte del propietario Roman Abramovich se diseñó para recuperar el estado de forma de Fernando Torres, parece estar funcionando. En la imagen, de 8 de diciembre, Fernando Torres celebra uno de los dos goles que le endosó al Sunderland el sábado en la Premier League. REUTERS/Nigel Roddis