Los Bulls frenan la racha de victorias de los Knicks

domingo 9 de diciembre de 2012 11:26 CET
 

(Reuters) - Los Chicago Bulls detuvieron el sábado la racha de cinco victorias consecutivas de los Knicks de Nueva York con un triunfo en casa por 93-85, ampliando el dominio en su cancha frente a los Knicks en el United Center.

Los Bulls han ganado 19 de los últimos 22 encuentros en casa frente a los Knicks, que siguen sin poder contar con Carmelo Anthony.

Los de Chicago estuvieron liderados por Luol Deng y Marco Belinelli, quienes anotaron 22 puntos cada uno, lo que les sitúa con 11 victorias y ocho derrotas en lo que va de temporada, y ampliaron su ventaja en la zona media de la Conferencia Este.

El conjunto local se distanció en el marcador gracias a un parcial de 6-0 en los dos últimos minutos que les sirvió para sellar la victoria.

Raymond Felton fue el máximo anotador de los Knicks con 27 puntos, pero no pudo conducir a su equipo en la senda del triunfo como hiciera contra los Heat de Miami el jueves.

Fue una mala noche para los Knicks en cuanto a puntería, ya que sólo encestaron el 32 por ciento de sus lanzamientos (27 de 84), comparado con el 44 por ciento de los Bulls (34 de 78).

Los Bulls también tuvieron que hacer frente a la pérdida de su ala-pívot Taj Gibson, quien fue expulsado en la primera mitad por una serie de comentarios que hizo al árbitro Derrick Stafford después de un rebote pitado en su contra.

"En la NBA, cada noche hay algo con lo que pelear", dijo Tom Thibodeau, entrenador de los Bulls. "Tienes que tener la fortaleza mental para superar lo que esté delante de ti".

Nueva York, con 14 victorias y cinco derrotas, lidera la Conferencia Este.

En otros partidos de la jornada, Atlanta se impuso 93-83 a los Memphis de Marc Gasol.

 
Los Chicago Bulls detuvieron el sábado la racha de cinco victorias consecutivas de los Knicks de Nueva York con un triunfo en casa por 93-85, ampliando el dominio en su cancha frente a los Knicks en el United Center. En la imagen, Nate Robinson, de Chicago Bulls, entra a canasta frente a Rasheed Wallace, de los Knicks, el 8 de diciembre de 2012 en Chicago. REUTERS/Jim Young