Messi viaja a Sevilla para el partido contra el Betis

sábado 8 de diciembre de 2012 14:34 CET
 

MADRID (Reuters) - Lionel Messi debería estar disponible para el partido del Barça en Liga contra el Real Betis tras recuperarse de un golpe en la rodilla sufrido durante el partido de Liga de Campeones del miércoles contra el Benfica, dijo el Barcelona el sábado.

El Mejor Jugador del Año parecía haber sufrido una lesión más grave tras chocar con el portero del Benfica Artur en el partido que acabó sin goles en el Nou Camp, pero las pruebas descartaron una lesión más profunda.

"El '10' del Barça se ha entrenado este sábado con el grupo y Tito Vilanova ha decidido llevárselo a Sevilla", dijo el club en un comunicado en su web (www.fcbarcelona.es).

"El futbolista argentino se ha recuperado de la contusión ósea en la cara externa de la rodilla izquierda que le obligó a abandonar el miércoles el terreno de juego en camilla", añadió.

"Después de aquel encontronazo con el portero del Benfica Artur, el delantero azulgrana ha trabajado intensamente para estar a disposición del técnico lo antes posible", dijo.

Vilanova sugirió que Messi sería incluido en el once inicial para el partido en el que su equipo, invicto en lo que va de temporada, buscará su victoria número 14 en 15 encuentros.

El Barça encabeza la clasificación liguera con 40 puntos, seis por delante del Atlético y once por encima del Real Madrid, en tercer lugar.

"Si Messi viaja es porque puede jugar", dijo Vilanova en rueda de prensa en el campo de entrenamiento barcelonista.

"Leo ha hecho el entrenamiento sin molestias", añadió. "Todavía quedan muchas horas, mañana lo valoraremos con los médicos, con él, con Juanjo, y decidiremos si entra de inicio o si puede jugar un rato".   Continuación...

 
Lionel Messi debería estar disponible para el partido del Barça en Liga contra el Real Betis tras recuperarse de un golpe en la rodilla sufrido durante el partido de Liga de Campeones del miércoles contra el Benfica, dijo el Barcelona el sábado. En la imagen, Messi en rueda de prensa en Barcelona el 6 de diciembre de 2012. REUTERS/Gustau Nacarino