PREVIA-Un Chelsea en horas bajas busca consuelo en Japón

miércoles 5 de diciembre de 2012 19:23 CET
 

YOKOHAMA, Japón (Reuters) - El Chelsea recorrerá 9.500 kilómetros la semana que viene rumbo a Japón en busca de consuelo y de un título que apacigüe el descontento que rodea al equipo londinense desde la llegada de Rafa Benítez al banquillo.

En un giro irónico del destino que no será ignorado por los aficionados contrarios a la llegada de Benítez al club, la FIFA empleará la tecnología de línea de gol por primera vez en un torneo oficial.

El Liverpool de Benítez derrotó en Londres al Chelsea en 2005 en las semifinales de la Liga de Campeones con un "gol fantasma" de Luis García.

"Es una especie de revolución", declaró a la prensa el secretario general de la FIFA, General Jerome Valcke, en la previa del partido inaugural del torneo que tendrá lugar el jueves entre el Sanfrecce Hiroshima de Japón y el equipo aficionado neozelandés Auckland City.

Visto a menudo como un paseo para los equipos europeos, el debut del Chelsea en el Mundialito será una bienvenida distracción para Benítez y sus jugadores.

Su búsqueda del título y de algo de aire que les permita respirar después de que el propietario Roman Abramovich cesara a Roberto Di Matteo y le reemplazara por Benítez no será un reto sencillo.

Su confianza está en horas bajas tras no haber conseguido una sola victoria en los tres primeros partidos bajo el mando de Benítez y el actual campeón de la Copa Libertadores, el Corinthians, será su gran amenaza.

Los campeones de Europa y Sudamérica se incorporarán a la competición en las semifinales y es de esperar que se encuentren en la final en Yokohama el 16 de diciembre.

"El Corinthians tiene algunos grandes jugadores", dijo el delantero Fernando Torres, en sequía desde su llegada al club londinense, a fifa.com. "Tienen grandes jugadores, como todos los equipos brasileños".   Continuación...

 
El Chelsea recorrerá 9.500 kilómetros la semana que viene rumbo a Japón en busca de consuelo y de un título que apacigüe el descontento que rodea al equipo londinense desde la llegada de Rafa Benítez al banquillo. En la imagen de archivo, Torres (ziq) y Benítez, durante un entrenamiento en Londres el pasado 4 de diciembre. REUTERS/Eddie Keogh