Zico: El fútbol está pagando el precio de la derrota de Brasil en 1982

miércoles 28 de noviembre de 2012 11:08 CET
 

RÍO DE JANEIRO (Reuters) - La sorprendente derrota por 3-2 de Brasil frente a Italia en el Mundial de 1982 fue uno de los partidos más memorables del deporte, pero el ex centrocampista Zico cree que tuvo un impacto negativo en el mundo del fútbol y que se sigue sintiendo hoy.

Brasil había deleitado al mundo con su fútbol fluido e innovador hasta que llegó el fatídico día en el estadio Sarriá de Barcelona, cuando Paolo Rossi anotó un triplete, con la ayuda de un defensa de Brasil, que supuso su eliminación antes de octavos de final.

Aunque sólo necesitaban un empate para clasificarse, Brasil sin embargo, se fue al ataque y Zico dijo que su fracaso para ganar el trofeo supuso que su estilo de juego fuera visto posteriormente como obsoleto.

"Brasil tuvo un equipo fantástico, reconocido en todo el mundo y allá donde vamos la gente nos recuerda por el equipo de 1982", dijo Zico en la conferencia Soccerex.

"Si hubiéramos ganado aquel partido, el fútbol habría sido diferente. En cambio, empezamos a crear un fútbol basado en conseguir ganar a cualquier coste, un fútbol basado en dividir el movimiento del rival, en fastidiar al rival", añadió.

"Aquella derrota de Brasil no fue beneficiosa para el mundo del fútbol".

"Si hubiéramos marcado cinco goles aquel día, Italia habría marcado seis ya que ellos siempre encontraban una forma de aprovechar nuestros errores".

Las consecuencias tuvieron un amplio alcance especialmente en Brasil, cuyas dos conquistas del mundial desde entonces han sido logradas de una forma más eficaz y menos vistosa.

El ex seleccionador de Brasil Mano Menezes dijo a comienzos de este año que España, en lugar de los campeones de cinco coronas mundiales, se había convertido en el nuevo punto de referencia en el fútbol internacional.   Continuación...

 
La sorprendente derrota por 3-2 de Brasil frente a Italia en el Mundial de 1982 fue uno de los partidos más memorables del deporte, pero el ex centrocampista Zico cree que tuvo un impacto negativo en el mundo del fútbol y que se sigue sintiendo hoy. En la imagen, de 7 de noviembre, el ex futbolista Zico, quien también fue seleccionador de Iraq. REUTERS/Fadi Al-Assaad