El Parque Olímpico de Londres cambia de cara tras los Juegos

martes 27 de noviembre de 2012 18:07 CET
 

LONDRES (Reuters) - El parque olímpico de Londres vuelve a parecer un solar en construcción, mientras se realizan las obras de transformación valoradas en 292 millones de libras (unos 361 millones de euros) antes de que los británicos puedan volver a utilizar instalaciones como las piscinas y los carriles bici.

Obreros con cascos desmantelaban el martes los asientos temporales que se alzaban sobre la piscina donde el estadounidense Michael Phelps batió un récord en agosto al elevar a 18 sus medallas de oro olímpicas.

Sin embargo, la falta de un inquilino que alquile el Estadio Olímpico, construido con un coste de 430 millones de libras, ha restado algo de brillo a unos exitosos juegos que hicieron callar a los escépticos.

El club de la Premier League West Ham United sigue siendo el inquilino más probable, pero las discusiones sobre el reparto de costes de convertir el estadio en instalaciones también aptas para la primera división del fútbol están frenando el proceso.

La Corporación para el Desarrollo del Legado de Londres (LLDC, en sus siglas en inglés), el organismo público responsable del complejo, tiene previsto otra reunión sobre el tema y hay esperanzas de se anuncie una decisión antes de final de año.

Sin embargo, la LLDC ha advertido de que el estadio no abrirá antes de 2015, haciendo que el presidente de la Federación británica de Atletismo replicara frustrado que el retraso es una farsa.

El Estadio Olímpico acogerá el Mundial de Atletismo de 2017 y está en la lista de posibles sedes del Mundial de rugby de 2015, pero la esa fecha límite empieza a parecer ajustada.

GRANDES ACTOS EN LA MIRA

Los Juegos les han costado a las arcas británicas unos 9.000 millones de libras, y el gasto durante los Juegos ayudó a impulsar la renqueante economía del país.   Continuación...

 
El parque olímpico de Londres vuelve a parecer un solar en construcción, mientras se realizan las obras de transformación valoradas en 292 millones de libras (unos 361 millones de euros) antes de que los británicos puedan volver a utilizar instalaciones como las piscinas y los carriles bici. En la imagen de archivo, el Parque Olímpico el pasado 14 de agosto. REUTERS/Paul Hackett