El Espanyol suaviza la acusación de racismo a los árbitros de Wakaso

domingo 25 de noviembre de 2012 13:05 CET
 

MADRID (Reuters) - El centrocampista ghanés del Espanyol Mubarak Wakaso reconoce que se equivocó al acusar a los árbitros de sacarle tarjetas por su color de piel, dijo el sábado su entrenador Mauricio Pochettino.

"No puedes acusar a todo el cuerpo de arbitraje de ello (racismo), y él lo sabe", dijo el argentino en rueda de prensa. "Habló con el corazón y no con la cabeza".

Wakaso, quien ha visto ocho tarjetas amarillas y una roja en los diez encuentros de Liga que ha disputado esta temporada, dijo el viernes en rueda de prensa: "A veces... me sacan tarjetas, me sabe muy mal decirlo, por el color de mi piel".

Pochettino dijo que él y los capitanes del club habían hablado con el jugador de 22 años.

"Estaba en trance de tomar conciencia de lo que había pasado", agregó Pochettino.

"Es un jugador combativo pero es noble y cuando se le explican las cosas las comprende. Vive al límite, dentro y fuera del campo".

El Espanyol, en puestos de descenso, tiene el peor récord disciplinario en la Liga y se ha quejado amargamente sobre lo que consideran que es un arbitraje injusto contra el club.

El delantero Sergio García está suspendido para los próximos cuatro partidos y el defensa Héctor Moreno se perderá los dos siguientes después de que ambos fueran expulsados en la derrota de los "periquitos" por 2-1 contra el Valencia el pasado fin de semana. La Federación Española de Fútbol rechazó el recurso de apelación.

El Espanyol se enfrentará al Getafe el domingo.

 
El centrocampista ghanés del Espanyol Mubarak Wakaso reconoce que se equivocó al acusar a los árbitros de sacarle tarjetas por su color de piel, dijo el sábado su entrenador Mauricio Pochettino. En la imagen, de archivo, el entrenador del Espanyol Mauricio Pochettino. REUTERS/Albert Gea