Messi, segundo máximo goleador de la Liga de Campeones

miércoles 21 de noviembre de 2012 09:49 CET
 

(Reuters) - Así como Roger Federer ha batido récords en el mundo del tenis, el delantero del Barcelona Lionel Messi parece que no puede terminar un partido de fútbol sin marcar un nuevo hito.

El argentino volvió a hacerlo de nuevo el martes con dos goles en la victoria del conjunto azulgrana por 3-0 frente al Spartak de Moscú que clasifica a los catalanes para octavos de la Liga de Campeones.

Elevó su cuenta personal en la máxima competición europea hasta las 56 dianas, lo que le sitúa como segundo en la lista de goleadores de todos los tiempos junto al ex delantero holandés Ruud van Nistelrooy. Sólo Raúl tiene más, 71.

Messi también igualó el récord de Raúl de marcar en 19 ciudades distintas en Champions y superó la marca del ex jugador del Real Madrid de marcar dos goles o más en 14 partidos de competición.

Messi está a cinco goles de igualar el récord de goles marcados en un año logrado por Gerd Müller en 1972 con un total de 85 tantos.

Como de costumbre, se apresuró a restar importancia a sus hazañas goleadoras, pero sus compañeros de equipo los aprecian claramente.

"Leo está batiendo todos los registros, es un jugador espectacular, impresionante, es un placer tenerlo con nosotros", dijo Pedro en la página web del Barcelona (www.fcbarcelona.com).

Messi ha sido el máximo anotador de la Champions League durante las cuatro temporadas anteriores y los 14 goles de la campaña pasada fueron el número más alto que se ha conseguido en una temporada.

"Todo el mundo habla de Leo, de los goles y los récords pero es más su conciencia y su táctica, la forma en la que defiende y ataca y ayuda al equipo en todo", dijo el entrenador Tito Vilanova a los periodistas.

 
Así como Roger Federer ha batido récords en el mundo del tenis, el delantero del Barcelona Lionel Messi parece que no puede terminar un partido de fútbol sin marcar un nuevo hito. En la imagen, de 20 de noviembre, Lionel Messi celebra uno de sus dos goles ante el Spartak durante el encuentro de Liga de Campeones del martes. REUTERS/Grigory Dukor