El alternador, una "bomba de relojería" para Red Bull

lunes 19 de noviembre de 2012 15:59 CET
 

LONDRES (Reuters) - Red Bull y Renault están trabajando duro para asegurar que el líder del mundial de Fórmula Uno Sebastian Vettel no llega al Gran Premio de Brasil del próximo fin de semana, decisivo para el título, con una "bomba de relojería" dentro de su coche.

Vettel tiene una ventaja de 13 puntos sobre el piloto español de Ferrari Fernando Alonso antes de la última carrera de la temporada en Interlagos, después de finalizar segundo el domingo, por detrás del McLaren de Lewis Hamilton, en el gran premio de Austin, en Texas.

Aunque Red Bull consiguió su tercer campeonato de constructores consecutivo, las celebraciones se vieron silenciadas por la imposibilidad de que Vettel pudiese obtener su tercera corona seguida hasta al menos la próxima semana y los problemas de fiabilidad que afectaron a su compañero de equipo, el australiano Mark Webber.

"La fiabilidad es una preocupación, por desgracia es nuestro tercer fallo del alternador esta temporada, lo que es una bomba de relojería", dijo el jefe técnico de Red Bull, Adrian Newey, a la cadena británica Sky.

"Nunca sabes cuándo va a golpearte esto. Renault no ha conseguido encontrar una solución adecuada para algo que es una preocupación constante en nuestras mentes ya que nos resta fiabilidad".

"Los coches son muy complicados y que se mantengan no está garantizado".

Webber abandonó la carrera después de un fallo del alternador, un problema recurrente para los monoplaza con motor Renault esta temporada, cuando era tercero en el circuito de las Américas.

Un fallo similar frenó a Vettel en el Gran Premio de Europa en Valencia mientras lideraba la prueba y el alemán de 25 años sufrió también problemas en el alternador en Monza, Italia, donde tuvo que parar a seis vueltas del final.

Otras escuderías con motor de Renault también han tenido problemas de fiabilidad y el fabricante preparó nuevas especificaciones para los alternadores para la carrera de Austin.   Continuación...

 
Red Bull y Renault están trabajando duro para asegurar que el líder del mundial de Fórmula Uno Sebastian Vettel no llega al Gran Premio de Brasil del próximo fin de semana, decisivo para el título, con una "bomba de relojería" dentro de su coche. En la imagen, el piloto alemán de Red Bull Sebastian Vettel conduce su monoplaza durante el Gran Premio de F-1 de EEUU en el circuito de las Américas en Austin, Texas, el 18 de noviembre de 2012. REUTERS/Adrees Latif