Los Lakers vencen a los Rockets pese a seguir sin su nuevo entrenador

lunes 19 de noviembre de 2012 09:29 CET
 

(Reuters) - Los Lakers siguen esperando que su entrenador Mike D'Antoni tome el mando del equipo por primera vez y pese a ello continuaron con su reciente resurgimiento con una victoria por 119-108 frente a Houston el domingo.

Pau Gasol anotó 17 puntos superando los 15.000 puntos en la NBA y convirtiéndose en el décimo extranjero que logra la hazaña.

Dwight Howard encestó 28 puntos y recogió 13 rebotes mientras que Kobe Bryant registró un triple-doble con 22 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias, cuando los Lakers protagonizaron otra potente actuación y el récord de puntos en lo que va de temporada.

D'Antoni fue contratado la semana pasada y aunque una operación de rodilla le ha mantenido alejado de los banquillos hasta ahora, los Lakers, con cinco victorias y cinco derrotas en el inicio de campaña, han disfrutado de los dos partidos en los que más puntos han anotado desde que se hiciera pública su contratación.

Los Lakers se dispararon en el marcador contra los Rockets logrando 40 puntos en el primer cuarto que les dio una ventaja de 11 puntos, y ampliaron esa ventaja hasta los 19 puntos en el último cuarto.

Chandler Parsons con 24 puntos y James Harden con 20 puntos fueron los máximos anotadores para los Rockets, quienes llevan cuatro victorias y seis derrotas hasta el momento.

Los Lakers han ganado cuatro de los cinco partidos desde que despidieron a Mike Brown, con el entrenador interino Bernie Bickerstaff manejando el banquillo hasta que D'Antoni esté recuperado.

En otros partidos de la jornada, los Raptors del base extremeño José Manuel Calderón se impusieron 97-86 a Orlando mientras que el conjunto de Serge Ibaka, Oklahoma, ganó 119-109 a Golden State.

 
Los Lakers siguen esperando que su entrenador Mike D'Antoni tome el mando del equipo por primera vez y pese a ello continuaron con su reciente resurgimiento con una victoria por 119-108 frente a Houston el domingo. En la imagen, de 18 de noviembre, Pau Gasol lanza a canasta frente a los Rockets. REUTERS/Alex Gallardo