EEUU se convierte en la tierra de las oportunidades para la F-1

sábado 17 de noviembre de 2012 12:32 CET
 

AUSTIN, Estados Unidos (Reuters) - Estados Unidos, que hace tiempo era un desierto para la Fórmula Uno, está empezando a ser considerada como una tierra de oportunidades para el jefe supremo de la F-1, Bernie Ecclestone, que quiere llevar al menos tres carreras al país norteamericano.

Tras un paréntesis de cinco años, la F-1 culminará su esperado regreso a Norteamérica este fin de semana, resucitando el Gran Premio de Estados Unidos junto con sus esperanzas de que la categoría pueda por fin conquistar un mercado largamente codiciado.

El nuevo circuito de Las Américas, que ha costado unos 400 millones de dólares (314 millones de euros) proporciona una punta de lanza privilegiada. Una carrera exitosa en la capital del estado de Texas podría abrir camino para que se celebrasen más grandes premios en Estados Unidos, con ciudades como Nueva York o Los Ángeles como candidatas.

Los equipos de Fórmula Uno no han escondido su satisfacción por estar de vuelta en Estados Unidos, mientras que Ecclestone ha recuperado el entusiasmo por un mercado que había dado por perdido.

"Estados Unidos es posiblemente lo suficientemente grande para acoger cinco o seis grandes premios", dijo Ecclestone a la prensa. "Estamos intentando resolverlo en Nueva Jersey/Nueva York, tenemos muchas propuestas".

"Quizás podamos hacer algo en Los Ángeles en el futuro".

"Es una pena que (Nueva Jersey) no haya podido ir según lo planeado, no tendrá lugar en 2013 y esperemos que pueda resurgir en 2014".

Incapaz de encontrar una sede permanente, la F-1 ha vagado por todo Estados Unidos siendo Austin la décima ciudad que acoge un gran premio después de Sebring (Florida), Riverside (California), Watkins Glen (Nueva York), Phoenix (Arizona), Dallas (Texas), Detroit (Michigan), Las Vegas (Nevada), Long Beach (California) e Indianápolis (Indiana).

Pero ahora que ha firmado un contrato de 10 años con el primer circuito construido específicamente para acoger carreras de F-1, la categoría parece lista para establecer su residencia estadounidense en Texas mientas busca las formas de expandir el circo de la Fórmula Uno por el resto del país.   Continuación...

 
Estados Unidos, que hace tiempo era un desierto para la Fórmula Uno, está empezando a ser considerada como una tierra de oportunidades para el jefe supremo de la F-1, Bernie Ecclestone, que quiere llevar al menos tres carreras al país norteamericano. En la imagen de archivo, Ecclestone (izq) señala a su conductor en el paddock antes del Gran Premio de Singapur el pasado 23 de septiembre. REUTERS/Tim Chong