Argentina iguala sin goles con Arabia Saudí en un partido amistoso

miércoles 14 de noviembre de 2012 21:58 CET
 

RIAD (Reuters) - La selección argentina de fútbol, con un poco inspirado Lionel Messi, igualó el miércoles sin goles con Arabia Saudí en un aburrido partido amistoso disputado en el lujoso estadio Rey Fahid de Riad.

Los equipos crearon pocas situaciones para marcar, pero el local tuvo la más clara en el primer tiempo en una jugada que terminó en gol pero fue anulada.

Argentina, que contó con dos posibilidades con Messi y un remate de Pablo Zabaleta, estuvo lejos de las demostraciones de los últimos partidos que la llevaron a liderar la eliminatoria sudamericana para el Mundial de Brasil 2014.

"No fue un partido bueno para nosotros, se notó un equipo bastante espeso, sin chispa, estos partidos sirven para que (el técnico) Alejandro (Sabella) pueda ver más cosas, jugadores, pero no se pudo ganar", dijo Zabaleta a la televisión argentina después del partido.

Por su parte Sergio Agüero, quien sobre el final tuvo una posibilidad para convertir con un remate desde afuera del área que pasó al lado de un poste, se lamentó por no haber ganado pero celebró no haber perdido ante un rival de menor jerarquía.

"Ellos se juntaron mucho en el medio, lo intentamos y no se dio y lo importante es que no se perdió", dijo Agüero.

"Hubiese sido lindo haber terminado el año ganando, pero lo importante es que nos vamos conociendo un poco mejor, hoy tuvimos errores y hay que corregirlos", agregó.

Arabia Saudí ocupa el puesto 112 en la clasificación mundial de la FIFA.

El público premió con aplausos la entrega de la selección local ante el poderoso equipo de Messi, que se mostró molesto por los problemas que tuvo para superar a dos líneas de cuatro dispuestas por el técnico holandés Frank Rijkaard, quien hizo debutar a Messi cuando era técnico del Barcelona de España.

 
La selección argentina de fútbol, con un poco inspirado Lionel Messi, igualó el miércoles sin goles con Arabia Saudí en un aburrido partido amistoso disputado en el lujoso estadio Rey Fahid de Riad. En la imagen, Lionel Messi escoltado por personal de seguridad en Riad el 12 de noviembre de 2012. REUTERS/Fahad Shadeed