Recuperaré mi sitio en el Bayern, dice el delantero Mario Gomez

miércoles 14 de noviembre de 2012 21:59 CET
 

BERLÍN (Reuters) - El goleador del Bayern de Múnich Mario Gomez podría regresar tras una lesión este sábado, aunque como suplente en el partido de la Bundesliga contra el Nüremberg, y a pesar de haber pasado tres meses fuera de los terrenos de juego está listo para reclamar su puesto en el once titular.

Gomez, la primera opción en la delantera del Bayern hasta que una lesión de tobillo le dejó fuera en agosto, tiene ahora una lucha en sus manos con Mario Mandzukic, el máximo goleador de la liga con ocho tantos.

Claudio Pizarro, que últimamente ha sido protagonista en la Copa de Alemania y en la Liga de Campeones, también aumentó su cuenta en ausencia de Gomez, haciendo la tarea del alemán mucho más difícil aún cuando el técnico Jupp Heynckes ha dicho que no tendrá que esperar su turno.

"Siempre hay ese discurso de que no soy capaz de competir pero he estado compitiendo durante ocho años con muy buenos delanteros y he conseguido colocarme arriba", dijo Gomez a periodistas el miércoles.

El ex máximo goleador de la Bundesliga, de 27 años, jugó el martes un partido amistoso contra un equipo regional, donde marcó cuatro de los tantos de su equipo.

El delantero de la selección germana reconoció que la debilidad del rival supuso que no fuese una prueba seria pero prometió seguir marcando en la Bundesliga que lidera el Bayern con siete puntos de ventaja sobre sus rivales.

"La gente debería seguir hablando de mí. Parece que soy un jugador que polariza a la gente. Esto es con lo que tengo de tratar", dijo Gomez. "Pero mi respuesta a esto siempre ha sido jugando y marcando. Este será también el caso en el futuro".

 
El goleador del Bayern de Múnich Mario Gomez podría regresar tras una lesión este sábado, aunque como suplente en el partido de la Bundesliga contra el Nüremberg, y a pesar de haber pasado tres meses fuera de los terrenos de juego está listo para reclamar su puesto en el once titular. En la imagen, Mario Gomez en una foto del 28 de octubre de 2012 en Múnich. REUTERS/Michaela Rehle