Los checos buscan ganar un raro doblete de Davis y Copa Federación

miércoles 14 de noviembre de 2012 17:35 CET
 

PRAGA (Reuters) - La República Checa buscará conseguir un raro doble triunfo a partir del viernes, cuando empiece a disputar la final de la Copa Davis ante el actual campeón, España.

Han pasado 22 años desde la última vez que un país alzó la Davis y la Copa Federación en la misma temporada, pero la proeza está al alcance de los checos después de que su equipo femenino derrotase a Serbia hace dos semanas sobre la misma pista en Praga.

Los anfitriones esperan que la combinación de una ruidosa grada local y una pista super rápida le den una ventaja contra el equipo español, que busca hacerse con su cuarta copa en cinco años.

España no podrá contar con el lesionado ex número uno del mundo Rafa Nadal, y estaría encantada de poder repetir la contundente derrota por 5-0 que infligió a los checos en la final sobre tierra batida disputada hace tres años en Barcelona.

"Barcelona fue una gran experiencia de la que podemos aprender y quizás usar esa experiencia ante nuestra afición", dijo el tenista checo Radek Stepanek a periodistas.

"Para nosotros lo más importarte es tener tres puntos el domingo. Por eso estamos aquí (...) es en lo que nos centramos".

Los checos, que solo han ganado una Copa Davis antes de 1980, se enfrentan a una ardua tarea.

La "Armada" española estará liderada por el número cinco del ranking de la ATP, el valenciano David Ferrer, de 30 años, que ha disfrutado de la mejor temporada de su carrera.

"La pista será mejor para los checos que para nosotros pero es la final de la Copa Davis y creo que vamos a estar muy igualados", dijo Ferrer, que estará acompañado en el equipo por Nicolás Almagro, Marcel Granollers y Marc López.   Continuación...

 
La República Checa buscará conseguir un raro doble triunfo a partir del viernes, cuando empiece a disputar la final de la Copa Davis ante el actual campeón, España. En la imagen de archivo, los tenistas checos Radek Stepanek (izquierda) y Tomas Berdych alcanzan una pelota durante su partido de dobles en las semifinales de la Copa Davis, contra Eduardo Schwank y Carlos Berlocq, en Buenos Aires, el 15 de septiembre de 2012. REUTERS/Marcos Brindicci