Seis ciudades brasileñas acogerán la Copa Confederaciones 2013

jueves 8 de noviembre de 2012 18:39 CET
 

SAO PAULO (Reuters) - Brasil afronta una carrera contra el tiempo para completar las obras de los estadios después de que la FIFA le diera luz verde a seis ciudades para acoger partidos de la Copa Confederaciones el año que viene.

La FIFA decretó que Belo Horizonte, Brasilia, Fortaleza, Recife, Río de Janeiro y Salvador acogerían partidos en el torneo de ocho equipos, aunque algunos de los estadios no estarán listos hasta cuatro meses antes de que empiece el torneo.

El cuerpo gobernativo del fútbol había exigido que los estadios estuvieran completados seis meses antes de que comenzara el campeonato, pero ha relajado los requisitos para dar ocho semanas adicionales al país anfitrión para que tengan listos los estadios.

Jerome Valcke, secretario general de la FIFA, dijo la semana pasada que los estadios deberían estar finalizados dentro del plazo para que los anfitriones pudieran organizar al menos dos partidos de prueba.

El torneo, que reúne a los campeones de cada uno de los torneos de las seis confederaciones de la FIFA, al campeón del Mundial y al organizador, será observado de cerca como una gran prueba de cara al Mundial que se celebrará en Brasil en 2014.

La FIFA y Brasil han chocado en ocasiones por la preparación del Mundial, que será acogido por 12 ciudades brasileñas, por los retrasos en las construcciones, la incertidumbre institucional y las disputas sobre la prohibición del consumo de alcohol en los estadios y los descuentos en las entradas para estudiantes y ancianos, ambas medidas, exigidas por la legislación brasileña sobre acontecimientos deportivos.

Muchos en Brasil están también preocupados porque los problemas logísticos puedan complicar el Mundial, que se espera que atraiga a al menos a 600.000 visitantes extranjeros. A pesar de las promesas del Gobierno de modernizar las carreteras y aeropuertos del país, envejecidos y sobrecargados, los viajes rutinarios en Brasil sigue estando plagados por los retrasos.

No se espera que los estadios de Río de Janeiro, Brasilia, Recife y Salvador estén listos hasta cuatro meses antes de que comience la Copa Confederaciones el 15 de junio.

La FIFA dijo el jueves que mantenía sus preocupaciones, pero había decidido seguir adelante tras las promesas realizadas por las autoridades brasileñas.   Continuación...

 
Brasil afronta una carrera contra el tiempo para completar las obras de los estadios después de que la FIFA le diera luz verde a seis ciudades para acoger partidos de la Copa Confederaciones el año que viene. En la imagen, miembros de la FIFA y del comité organizador brasileño, anuncian en una rueda de prensa en Río de Janeiro las ciudades que acogeran la Copa Confederaciones. REUTERS/Paulo Whitaker