Wiggins sale del hospital tras ser atropellado por una furgoneta

jueves 8 de noviembre de 2012 19:58 CET
 

LONDRES (Reuters) - Bradley Wiggins salió del hospital el jueves después de que se supiera que Shane Sutton, el entrenador del equipo, también se vio involucrado en un accidente.

Wiggins, que ha ganado el Tour de Francia y el oro olímpico este año, pasó la noche del miércoles en el hospital con lesiones menores en las costillas y cortes y magulladuras después de que una furgoneta le tirase de la bicicleta junto a una gasolinera mientras entrenaba cerca de su casa en Lancashire, al norte de Inglaterra.

La cadena de televisión británica Sky Sports News informó de que había abandonado el hospital Royal Preston.

Poco después de que se conociera la noticia, la federación británica de ciclismo confirmó un segundo incidente en el que se vio implicado Sutton cerca de la localidad de Levenshulme, en Manchester.

"Shane fue llevado al hospital donde se observó que había sufrido magulladuras y una hemorragia cerebral", decía un comunicado. "Shane llevaba un casco. Se le van a realizar más pruebas y podría estar varios días más en el hospital".

"Es muy extraño que un corredor y uno de nuestros entrenadores sufran un accidente en la carretera, aún más en un espacio tan corto de tiempo, deseamos una pronta recuperación tanto a Bradley como a Shane".

El comunicado también pedía que se hiciera más por mejorar las condiciones para los ciclistas en la carretera.

"El ciclismo no es una actividad que implique peligro, pero hay mucho más que hacer para mejorar las condiciones de los ciclistas en las carreteras", decía.

"La federación de ciclismo hace un llamamiento al Gobierno para que sitúe al ciclismo en el epicentro de la política de transportes par asegurarse de que las nuevas carreteras se acondicionen".

/Por Mitch Phillips/

 
El campeón del Tour de Francia y campeón olímpico de contrarreloj Bradley Wiggins pasó la noche en el hospital con lesiones menores en las costillas después de un accidente con una furgoneta cerca de su casa en Lancashire, en el norte de Inglaterra el miércoles. En la imagen, de 22 de julio, el ciclista británico saluda tras ganar el Tour de Francia. REUTERS/Stephane Mahe