El Manchester City descubre que el dinero no da la felicidad

miércoles 7 de noviembre de 2012 18:12 CET
 

LONDRES (Reuters) - El entrenador del Manchester City, Roberto Mancini, está descubriendo que el refrán "el dinero no da la felicidad" se puede aplicar a su trayectoria europea después de que el empate 2-2 en casa contra el Ajax de Ámsterdam diera al traste con sus esperanzas en la Liga de Campeones.

Mancini acabó enfurecido con el árbitro danés Peter Rasmussen, que anuló una ocasión de gol al "Kun" Agüero e ignoró una postrera reclamación de penalti por parte de Marco Balotelli, pero posiblemente haría mejor en desviar su rabia hacia su equipo y sus fallos defensivos.

El multimillonario equipo inglés aún no ha conseguido cuajar una buena actuación en Europa tras varias actuaciones erráticas.

El campeón de la Premier League, duramente criticado cuando cayó frente al Ajax el mes pasado en Ámsterdam, se vio el martes con un 2-0 en contra en el marcador a los 17 minutos de juego en el Etihad Stadium tras sendos errores defensivos.

"No es sólo (la defensa) en esta competición, sino en la Premier League y en cualquier otra", dijo el ex capitán del Liverpool Graeme Souness en la cadena de televisión Sky Sports.

"Esta noche el problema ha sido la ubicación de las piezas. El año pasado, con Joleon Lescott y Vincent Kompany en el equipo, parecían imbatibles y si alguien se acercaba al área uno de ellos se ocupaba".

"Son un equipo que aún está viviendo de sus actuaciones de la temporada pasada y que ahora no están repitiendo", añadió Souness.

El City es el colista del Grupo D, con dos puntos tras cuatro partidos, seis menos que el líder, el Borussia de Dortmund, y cinco por debajo del Real Madrid.

Matemáticamente aún tiene opciones de clasificarse para octavos si es capaz de derrotar al Madrid en casa y de ganar en Dortmund y que otros resultados les beneficien.   Continuación...

 
El entrenador del Manchester City, Roberto Mancini, está descubriendo que el refrán "el dinero no da la felicidad" se puede aplicar a su trayectoria europea después de que el empate 2-2 en casa contra el Ajax de Ámsterdam diera al traste con sus esperanzas en la Liga de Campeones. En la imagen, Roberto Mancini (derecha) gesticula tras el partido del Manchester City contra el Ajax del martes. REUTERS/Darren Staples