Dudas en McLaren sobre la calidad de su nuevo piloto Sergio Pérez

martes 6 de noviembre de 2012 17:01 CET
 

LONDRES (Reuters) - La escudería McLaren ha reconocido que no saben cómo de buena es realmente la contratación del mexicano Sergio Pérez.

El piloto de Fórmula Uno de 22 años no ha logrado puntuar en cuatro carreras desde que en septiembre se anunció que sería el sucesor del campeón de 2008 Lewis Hamilton, que abandona el equipo y correrá con Mercedes la próxima temporada.

Antes del anuncio, Pérez había conseguido finalizar en el podio en tres ocasiones con Sauber.

"Creo que tiene mucho talento pero si soy sincero, no lo sé", dijo a periodistas el director de McLaren, Martin Whitmarsh, cuando fue preguntado por el potencial del nuevo fichaje durante el fin de semana del Gran Premio de Abu Dabi.

"No lo habríamos fichado si no creyésemos que puede pasar a otro nivel, pero no sabemos", añadió el británico.

Pérez, cuyo compañero de equipo, el japonés Kamui Kobayashi, ha anotado 23 puntos en sus últimos cuatro grandes premios, tiene la misma edad que tenía Hamilton cuando llegó a McLaren en 2007 para lo que resultó ser una sensacional temporada de debut.

El mexicano ha corrido con Sauber dos temporadas y en un principio fue visto como un "piloto de pago", alguien que consigue el asiento por el respaldo financiero detrás de su talento.

Este concepto cambió esta temporada, con Pérez consiguiendo grandes elogios por la forma en que gestiona sus neumáticos y lucha por las posiciones de podio.

Sin embargo, el cambio a McLaren, la segunda escudería más exitosa de la F-1 por número de victorias y de cuyos pilotos se espera que luchen por el título, supone mucha más presión que correr con Sauber, un equipo de media tabla.   Continuación...

 
La escudería McLaren ha reconocido que no saben cómo de buena es realmente la contratación del mexicano Sergio Pérez. En la imagen de archivo, el piloto mexicano de Sauber, Sergio Pérez, se ajusta la gorra dentro del garaje de su actual equipo durante la primera sesión de entrenamientos del Gran Premio de Japón, en el circuito de Suzuka, el 5 de octubre de 2012. REUTERS/Kim Kyung-Hoon