Los checos Berdych y Stepanek, cabezas de cartel para la Davis

martes 6 de noviembre de 2012 14:54 CET
 

PRAGA (Reuters) - El número seis del mundo, Tomas Berdych, y Radek Stepanek encabezarán el equipo checo que se enfrentará a España, los actuales campeones, en la final de la Copa Davis que se disputa este mes en Praga.

España no podrá contar con Rafa Nadal, que lideró la victoria española ante la República Checa por 5-0 en 2009 - la última vez que se enfrentaron ambos equipos - apartado de las pistas desde hace meses por una lesión de rodilla.

La República Checa aspira a ganar su primera Copa Davis desde que Checoslovaquia levantó el trofeo en 1980.

También espera seguir el ejemplo de las tenistas checas, que ganaron la Copa Federación la semana pasada, y convertirse en el primer país desde 1990 que gana ambos trofeos.

Lukas Rosol e Ivo Minar respaldarán a Berdych, de 27 años, y Stepanek, 33. Los dos mejores tenistas checos han jugado el doble en todas las eliminatorias este año.

El capitán Jaroslav Navratil mantiene el mismo equipo que derrotó a Argentina en Buenos Aires en semifinales.

"No hay motivo para cambiar el equipo, fue fantástico en Argentina", dijo a la agencia de noticias CTK.

"Estamos de nuevo cerca (del título) pero también muy lejos".

La final del 16-18 de noviembre se jugará en una pista cubierta, que el capitán español dijo el lunes que beneficiaba a los checos.

Berdych perdió su primer partido en la final del ATP World Tour el lunes en Londres ante el número tres del mundo, Andy Murray. Este año lleva un registro perfecto en la Copa Davis.

El número cinco del mundo, Davis Ferrer, que hoy debuta en la antigua Copa de Maestros, encabeza la delegación española, que persigue su cuarto título de Copa Davis en cinco años, y viene de ganar el Masters de París el domingo.

 
El número seis del mundo, Tomas Berdych, y Radek Stepanek encabezarán el equipo checo que se enfrentará a España, los actuales campeones, en la final de la Copa Davis que se disputa este mes en Praga. En la imagen, Berdych devuelve una bola a Gilles Simon, en el Masters de París, el 2 de noviembre de 2012. REUTERS/Benoit Tessier