Murray remonta ante Berdych en su debut en el Masters de Londres

lunes 5 de noviembre de 2012 18:31 CET
 

LONDRES (Reuters) - El británico Andy Murray, campeón del Abierto de Estados Unidos, se recuperó de un flojo comienzo para derrotar al checo Tomas Berdych en su debut en el ATP World Tour Finals de Londres, el torneo que cierra la temporada.

Murray, número tres del mundo, fue recibido como un héroe en el O2 Arena, pero la atmósfera cambió al inicio de partido, antes de que el escocés se hiciera con el control del juego para imponerse por 3-6, 6-3 y 6-4 en el encuentro que abrió el Grupo A.

El serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, debutará más tarde el lunes ante el francés Jo-Wilfried Tsonga.

La incapacidad de Murray para aprovechar la gran cantidad de puntos de rotura que tuvo casi le cuesta caro ante Berdych.

El checo se quedó con el set inicial tras una gran actuación que le permitió ganar 13 puntos de 15 en juego y salvar un punto de rotura de saque con el marcador 5-3.

Murray salvó dos puntos de rotura con 1-1 en el segundo parcial y finalmente se quedó con el saque de su rival en el undécimo juego.

A partir de ahí el local, respaldado por 20.000 espectadores, comenzó a dominar el juego y cerró el partido con el que sumó su cuarto triunfo en ocho enfrentamientos ante el checo.

El suizo Roger Federer, actual campeón del conocido como Copa de Maestros, debuta el martes ante Janko Tipsarevic, que se clasificó para el torneo que reúne a los ocho mejores tenistas de la temporada ante la baja por lesión del español Rafael Nadal.

En el otro partido del martes, el español David Ferrer se medirá al argentino Juan Martín del Potro.

 
El británico Andy Murray, campeón del Abierto de Estados Unidos, se recuperó de un flojo comienzo para derrotar al checo Tomas Berdych en su debut en el ATP World Tour Finals de Londres, el torneo que cierra la temporada. En la imagen, el tenista británico Andy Murray celebra unn punto ganador ante el checo Tomas Berdych en su primer partido del ATP World Tour Finals, en el O2 Arena de Londres, el 5 de noviembre de 2012. REUTERS/Kieran Doherty