Debate en afectada Nueva York sobre la decisión de celebrar el maratón

viernes 2 de noviembre de 2012 14:15 CET
 

NUEVA YORK (Reuters) - ¿Un símbolo de resistencia, o falta de tacto e inoportuna? La decisión del alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, de seguir adelante con la mayor maratón del mundo el domingo está creando una gran controversia en la metrópoli devastada por la tormenta Sandy.

Mientras los equipos de emergencia vadean a través de casas inundadas en busca de supervivientes y millones de personas siguen sin electricidad en el noreste de EEUU, la cifra de muertos por la supertormenta de Sandy ha aumentado a 95 personas.

"Si se llevan a un solo miembro de los equipos de emergencia de Staten Island para cubrir esta maratón, gritaré", dijo el concejal de la ciudad de Nueva York James Oddo en su cuenta de Twitter. "Tenemos personas sin hogar y sin esperanza en estos momentos", agregó.

Bloomberg ha prometido que la maratón no desviará ni un solo recursos de las víctimas, y espera que la electricidad se restaure en Manhattan para el día de la carrera. En su decisión de seguir adelante con la carrera, el alcalde argumentó que miles de visitantes llegan a la ciudad para asistir al maratón.

"Hay una terrible cantidad de pequeños negocios que dependen de estas personas. Tenemos que tener una economía", dijo Bloomberg en rueda de prensa el miércoles.

"Es un gran evento para Nueva York, y creo que para los que hemos perdido, saben, tienes que creer que querrían que tuviéramos una economía y una ciudad que sigue adelante".

"Si la ciudad es capaz de organizar el maratón de forma segura y no desviar recursos del rescate, entonces los corredores deben tomar las calles", dijo Lisa Tobin, de 35 años, una pastelera del Bronx que correrá por primera vez en la Maratón de la Ciudad de Nueva York ING.

Dave Jaffares, que atiende el bar en Mullanes Bar & Grill, dijo que usualmente hace entre 2.000 y 3.000 dólares más el día del maratón. El bar está junto a la ruta del maratón en Fort Greene, Brooklyn.

"Tiene que celebrarse. Llega en un gran momento. Hace que la gente vuelva a pensar que somos Nueva York", dijo. "Esto es lo que hacemos, hacemos una maratón cada año. Nada nos puede detener".   Continuación...

 
¿Un símbolo de resistencia, o falta de tacto e inoportuna? La decisión del alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, de seguir adelante con la mayor maratón del mundo el domingo está creando una gran controversia en la metrópoli devastada por la tormenta Sandy. En la imagen de archivo, los participantes en el maratón de Nueva York del año 2011 atraviesan la linea de meta. REUTERS/Mike Segar