Cómicos brasileños se burlan sobre la preparación del Mundial

lunes 1 de octubre de 2012 20:07 CEST
 

BRASILIA (Reuters) - Una compañía de teatro brasileña está recorriendo el país con una nueva comedia que juega con los crecientes temores del público de que la celebración del Mundial 2014 sea un desastre con estadios sin finalizar y aeropuertos colapsados.

"La Copa es nuestra", de los cómicos "De 4 e melhor", retrata un torneo caótico que empieza tarde mientras se dan los últimos retoques a los estadios y con una ceremonia inaugural arruinada por autoridades corruptas que han robado el dinero para pagarla.

"Estamos haciendo estas críticas porque es obvio que hay muchas cosas a las que tenemos que hacer frente con urgencia. Pero si esta Copa va a ser un éxito, se necesitarán más que críticas", dijo a Reuters el director de la obra, Flavio Nardelli, entre bastidores.

El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, provocó una tormenta política en marzo cuando dijo que Brasil necesitaba una "patada en el trasero" para acelerar los preparativos. Brasil rechazó trabajar con él antes de que la FIFA solucionase las relaciones entre las partes.

A pesar de las primeras preocupaciones sobre el progreso de los nuevos estadios, la mayoría están ahora más o menos en el plazo previsto aunque los costes se han disparado. Sin embargo, la infraestructura de transportes y los hoteles siguen pareciendo todavía poco adecuadas para la previsión de 600.000 visitantes.

El grupo de cómicos espera llevar la obra a las 12 ciudades que acogerán partidos durante el torneo de selecciones más importante del mundo.

En uno de los fragmentos, los aficionados se enteran en el aeropuerto, después de media docena de cambios de puertas, que su vuelo con 'overbooking' ha sido cancelado y podrán acudir a Sao Paulo para un partido en un viaje de dos días "por una tarifa de cambio de reserva de solo 213 reales (unos 89 euros)".

"Mucha gente nos está diciendo que se pueden identificar con esas escenas. La gente dice que el comentario que más se escucha hoy en los aeropuertos es: 'Imagina cuando sea el Mundial'", dijo Nardelli.

En la final de Río de Janeiro, según la representación, Brasil se enfrenta a Argentina. Un disparo procedente de una de las chabolas que se extienden a lo largo de sus colinas alcanza al tricampeón del premio al Jugador del Año (también conocido como Balón de Oro), el argentino Lionel Messi, asegurando la victoria para los anfitriones.

/Por Peter Murphy/